Bata Sanitaria Foto © Trabajadores

Llevar la bata sanitaria fuera del hospital, un riesgo para la salud de los pacientes y para la comunidad

Este artículo es de hace 3 años

 

La bata blanca es el símbolo que distingue a los médicos y a los profesionales de la salud. Hace algunos años, un estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control alertaba que un 60 por ciento de la ropa utilizada por los médicos contiene bacterias que son potencialmente peligrosas.

Recientemente el Instituto Nacional de Ciencias Médicas de México ha publicado otro estudio en el que se demuestra que las mangas largas de las batas sanitarias son uno de los principales vectores de infecciones, ya que los médicos van de paciente en paciente, realizan consulta médicas y transitan por los pasillos, y zonas hospitalarias con la misma vestimenta.

En este último estudio se recomienda el uso de la manga corta, no utilizar corbatas o reloj, pues estos pueden ser potenciales portadores de enfermedades.

Pero el problema se hace aún más riesgoso cuando el profesional (fundamentalmente médicos y enfermeras) salen del hospital hacia la comunidad utilizando la bata con la que han trabajado todo el día y se pasean por la ciudad, centros comerciales, cafeterías, restaurantes, o recogen a los hijos en escuelas o círculos infantiles o se paran en la esquina a tomar un ómnibus o pedir una “botella”.

Esta prenda que los distingue y que muchos utilizan con orgullo, que puede servir en las mañanas, cuando está recién lavada y planchada, para llegar más temprano al policlínico o al hospital porque los chóferes de ómnibus o autos colaboran transportándolos hasta su destino, puede que en las tardes sea portadora de gérmenes potencialmente peligrosos y fuente de propagación de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985