Rebecca cortometraje cubano Foto © www.ipscuba.net

Marca nuevo puntaje el cine erótico cubano con “Rebecca”

Este artículo es de hace 3 años

En competencia en el Festival con otros cortos como Caparazón, de Joanna Pérez Vidal, y Con sana alegría, de Claudia Muñiz, Rebecca está dirigido por Jorge Molina, y confirma la dedicación del autor a dotar al cine cubano de un sustrato erótico estéticamente atendible.

Según la sinopsis oficial de Rebecca, Josefa y Abelardo son un viejo matrimonio sumido en la monotonía. La llegada a la casa de la joven Rebecca, sobrina de él, desata un torbellino de inquietantes pasiones.

Inspirado lejanamente, o más bien sugerido, por el relato El invernadero, de Guy de Mauppassant, Rebecca hace parte de una trilogía sobre mujeres insumisas sugeridas por obras clásicas de la literatura universal como El maestro y Margarita y El almohadón de plumas.

Las actuaciones protagónicas de Rebecca corresponden a Roberto Perdomo (Abelardo) y Beatriz Viñas (Josefa), junto con Dana Estévez en el papel titular de esta fábula concentrada en relatar una historia simple, si tenemos en cuenta los barroquismos de la anterior Molina´s Ferozz. Sin embargo, está como siempre el realizador abogando por la liberación de los instintos, a la espera de que el deseo se consume más allá de toda barrera o hipocresía.

Molina estudió realización en el Instituto Estatal de Cine de Moscú, posteriormente regresó a Cuba para estudiar dirección en la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños. Se graduó en 1992 y desde el principio se hizo patente el tremendo eclecticismo de sus referencias cinematográficas (Billy Wilder y Jesús Franco, cine soviético y clase B norteamericano), de modo que se convirtió en uno de los realizadores más atípicos y a contracorriente en la historia del cine cubano.

Desde sus primeros trabajos (Molina´s CulpaFría Jennie, Molina´s Test o Molina´s Solarix), Molina se transformó, sobre todo mediante el cortometraje, en uno de los pocos cineastas cubanos que incursiona en los elementos oscuros y sórdidos de sus personajes a partir de los códigos del cine fantástico y de horror. Tal vez sea el único realizador cubano que confiesa abiertamente interesarse en el erotismo y la sexualidad.

En su faceta como actor, Molina ha interpretado varios roles en filmes propios o de otros realizadores entre los que se encuentran apariciones en películas de Fernando Pérez (Madagascar, La vida es silbar, Madrigal) o Daniel Díaz Torres (Lisanka).

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.