Maradona y Fidel Castro Foto © Cubadebate

Maradona llegará a Cuba el domingo para despedir a Fidel Castro

Este artículo es de hace 3 años

La estrella del futbol argentino, Diego Armando Maradona, llegará el próximo domingo a Cuba para participar en el entierro de las cenizas de Fidel Castro, una ceremonia que se celebrará en el cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, donde mismo reposan los restos del Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

Maradona declaró recientemente que viajaría a la nación caribeña para despedir al líder cubano, cuyo fallecimiento calificó como “el dolor más grande después de la muerte de mis viejos”.

El “Pelusa” señaló este martes a TyC Sports que “seguiré amando a Fidel y al Che (Guevara) y seguiré amando y yendo a Cuba y no me importa si los americanos (Estados Unidos) me dan o no la visa".

El astro argentino, de 59 años, agregó que “Fidel me decía siempre que los americanos pueden tener la bomba más fuerte del mundo, pero la guerra de ideas es nuestra".

Antes de su próximo viaje a la Isla el mejor futbolista de la historia criticó a los que han festejado la muerte del fundador de la revolución cubana.

“Viendo la televisión antes de venir para el estadio, es muy penoso ver que se festeje una muerte. Es muy triste. Da asco. Da asco realmente. Lo que hizo Fidel fue luchar por su pueblo. Y si eso no les gustó a los gusanos, bueno, lo lamento. Me parece que festejar una muerte es muy triste” dijo el futbolista aludiendo a las celebraciones de un cientos de cubanos en Miami.

Maradona siempre tuvo una estrecha relación con el líder cubano y como muestra de su admiración se tatuó en su pierna izquierda la imagen de Fidel, un tatuaje que se unió al que lleva en su hombro derecho con el rostro del Che Guevara.

El futbolista ingresó en Cuba en dos ocasiones para rehabilitarse de su adicción a las drogas, cuyo consumo lo sacó del futbol profesional y le puso casi punto final a su carrera.

En sus viajes a Cuba Maradona fue recibido en numerosas oportunidades por Fidel Castro, quien le brindó su apoyo incondicional para que venciera sus problemas con los estupefacientes.

El “Pibe de Oro” también dijo que se encargaría de la dirección del equipo cubano de fútbol si se lo propusieran pero las autoridades balompédicas cubanas nunca respondieron.

El ex delantero ganó con la selección argentina la Copa Mundial de México 1986 en una final contra Alemania en la que el “10” marcó el último gol.

El marcador final del encuentro quedó tres anotaciones por dos. En esta copa el “Pelusa” pasó a la historia además por meter un gol con la mano en las semifinales contra Inglaterra, un hecho que pasó desapercibido por los árbitros y que se conoce como “La mano de Dios”. En este mundial el argentino fue nombrado el mejor jugador del torneo y le concedieron el honor del alzar la Copa del Mundo.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.