Raúl Castro aplaude a Fidel Castro en el Parlamento de Cuba | Foto © Cubadebate / Ismael Francisco
Raúl Castro aplaude a Fidel Castro en el Parlamento de Cuba | Foto © Cubadebate / Ismael Francisco

El día que Fidel Castro amenazó con fusilar a su hermano Raúl


La batalla de la guerrilla cubana para acabar con la estancia en el poder de Batista vivió momentos de tensión interna hasta la fecha desconocidos. El relato del periodista español Enrique Meneses, publicado por 'El País', narra algunas escenas para la historia.

El autor del libro 'Fidel Castro , patria y muerte' fue testigo de primera mano de una situación inédita vivida en 1958 en Sierra Maestra. Todo sucedió cuando el entonces joven revolucionario en plena noche cargó contra su hermano. "¡En cuanto llegue lo fusilo! ¡Me importa un carajo que sea mi hermano! ¡Lo fusilo!", declaró.

El motivo del enfado de Castro se originó después que Raúl Castro intercambiara cartas con Ernesto Che Guevara sobre teorías marxistas para gobernar. El problema vino cuando, según el citado escritor, el gobierno de Batista interceptó esa correspondencia y filtró el objetivo de los insurgentes de instaurar un régimen comunista en la mayor de las Antillas.

No ad for you

El rapapolvo de Fidel Castro sobre Rául terminó con una frase que no tuvo continuidad años posteriores. "¡Odio tanto el imperialismo yanki como el soviético! ¡No estoy rompiéndome los cuernos luchando contra una dictadura para caer en otra!", vociferó el ex dirigente cubano.

La situación quedó sofocada por la intervención de compañeros guerrilleros, que tuvieron que mediar para calmar los ánimos. "Celia Sánchez (una guerrillera muy cercana a Fidel) intentó calmarlo diciéndole que no era posible que un hermano fusilase a otro por mucha culpa que tuviese", comentó Meneses en su obra.

Curiosamente este trabajo biográfico no se ha publicado hasta la muerte del ex líder comunista, ya que su autor, fallecido a los 83 años en 2013, dio órdenes explícitas de que no saliera a la luz hasta el deceso del ex comandante.

En su libro el escritor desglosa el cambio que aconteció en Fidel Castro tras auparse al poder y derrocar a Batista. "Su egocentrismo, su sentido mesiánico, su afán de publicidad lo convierten en un monologuista que rehúsa toda clase de diálogo, todo tipo de crítica, por constructiva que sea", afirmó.

Ambos personajes se conocieron en diciembre de 1957 y compartieron estancia en la sierra en enero de 1958. Todas las fotos que consiguió realizar llegaron a Miami a través de un joven de 17 años que las escondió entre sus prendas de vestir.

Comentarios

Lo más leído