Foto © Zonadestrike

Víctor Mesa: “Nadie se acercó a los mánagers para confeccionar la lista de 50 preseleccionados”

Este artículo es de hace 3 años

La rifa que decidirá la dirección del equipo Cuba de béisbol se encontró un fuerte crítico en Víctor Mesa, quien no comprende, como casi nadie en la isla, cómo se puede hacer una selección nacional, o una preselección, sin saber quién va a ser su mánager.

“Nadie se acercó a los mánagers a la hora de confeccionar la lista de 50 preseleccionados”, dijo el director matancero en una entrevista a Michel Contreras para Cubadebate, aunque Víctor se apresuró a aclarar que lo que él piensa no tiene que ver con que él quiera dirigir o no al equipo. Más bien se hizo eco de una opinión que tienen todos (aficionados, técnicos, especialistas, periodistas) en Cuba, excepto la críptica Comisión Nacional de Béisbol y la totalmente subalterna y dependiente Federación Cubana de Béisbol, accesorio nominal que responde a los designios del INDER.

En diciembre se dio a conocer la prenómina de jugadores que representarán a Cuba en el IV Clásico Mundial de Béisbol. Descabezada, esa preselección todavía no tienen quién la dirija y ni siquiera se sabe quién la conformó y ni qué criterios se siguieron para hacerlo.

“Lo importante no es lo que yo pienso, sino que se sigue actuando inconsultamente”.

Víctor argumentó sus motivos: “Por solo mencionarte un detalle, la nómina de pitchers casi no tiene zurdos, a pesar de que Japón y Australia tienen unos cuantos bateadores de esa mano”, dijo refiriéndose a dos de los equipos que chocarán con Cuba en el grupo B del Clásico, y que de vencer en el único encuentro que realizarán, dejarían fuera a la isla por primera vez de una segunda etapa de la cita mundial.

Al respecto de la trascendental decisión, Heriberto Suárez, director de la Comisión Nacional, ha asegurado que se esperará al final de la Serie, en enero, para elegir el DT.

“Para mí no hay ningún sentido en que esperemos al final de la Serie para designar al manager”, continúa Víctor Mesa. “Ese nombramiento había que haberlo hecho hace rato, como sucede en todos los demás países. Eso va contra todas las lógicas. Quien vaya a ser, Fulano o Mengano, que lo nombren desde ahora. Yo te pregunto: ¿No es absurdo que el director de un equipo no participe en la confección del roster? Si no me quieren poner a mí, que no me pongan, pero no hacía falta dar pie a tanta polémica como la que se forma siempre con el secretismo”.

No es solo que sea un secreto bien guardado quién será el director de cada equipo Cuba. Que fuera cuestión de no decirlo, no sería grave, siempre que el equipo tuviera un misterioso director que estuviera pensando en secreto en la selección de sus jugadores, detectando en privado carencias y buscando candidatos para corregirlas, implementando estrategias, pensando en las causas que condujeron a la mala actuación del equipo en un torneo precedente.

Lo grave del asunto es que Víctor, Roger Machado o cualquier otro que vaya a dirigir el equipo, ni han participado en su confección, ni andan pensando desde ahora en las estrategias y las decisiones que tomarán, ni están observando carencias y deficiencias.

A falta de 3 meses para el Clásico, el director que sea elegido en la rifa de la Comisión está pensando ahora mismo en cualquier cosa menos en el equipo que dirigirá en el torneo internacional de béisbol más importante del mundo.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985