Juego de sala (de Raúl Mata) premiado en la categoría de Muebles en FIART

Este artículo es de hace 3 años

En la XX Feria Internacional de Artesanía (FIART) se otorgó el premio al juego de sala de Raúl Mata gracias a “la funcionalidad, la adecuación a la tipología general del hogar cubano, así como por el aprovechamiento y franco lenguaje del material y las soluciones de diseño que no descuidan la importancia visual de elementos de cierre y sostén del mueble”, según reconoció el acta del jurado.

La XX edición de la Feria Internacional de Artesanía FIART 2016 concluyó con la entrega de premios luego de 12 días en los que el público cubano pudo acceder a diversas manifestaciones culturales. En esta ocasión FIART estuvo dedicada a Cienfuegos y a la manifestación textil, de modo que la combinación entre ambos temas favoreció la exhibición de una amplia muestra de textiles concebidos en esa provincia.

Como parte de las actividades del evento fueron premiados por la Obra de la Vida los artesanos cubanos Lourdes Trigo, Oscar de la Portilla y Mario Pelegrín, por sus importantes contribuciones a la labor artesanal y las artes aplicadas.

También obtuvieron premios, en igualdad de jerarquía, la Mesa de Playwood y metal del grupo Manufactura Propia, y la Tumbona de madera y textil del Proyecto ALDECOA. En el primer caso, el jurado argumentó que la mesa “pone en valor el concepto de sostenibilidad a partir del rescate de la recortería del playwood, y alcanza resultados funcionales de actual pertinencia”.

En cuanto a la tumbona, el jurado destacó “la pericia y el acabado, estéticamente atractivo; la depuración y limpieza formal para el logro de la máxima ergonomía y confort; la adecuación a las características ambientales y a los interiores cubanos, con un excelente acabado”.

Hubo menciones a la Silla Africana del colectivo Chapuserios, “por el trabajo con la madera de una forma rústica, simple y funcional, que evoca tradiciones de zonas rurales e incluso de culturas aborígenes”, el Secreter del Colectivo Ensamble, “por el rescate de un mueble tradicional con códigos contemporáneos, por la depuración y coherencia formal”, y al juego de cuarto ebanista de Osmani Luis, “por la recuperación de la belleza de la ebanistería tradicional en un mueble que destaca por su simplicidad, sobriedad y elegancia como conjunto”.

El jurado quiso valorar en esta Feria la presencia de las propuestas del mueble, cuya diversidad continúa ofreciendo muestras de desarrollo sostenido y de recuperación de oficios preteridos, ahora retomados con rigor y con no pocas manos y talento creativo
de jóvenes.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.