Foto © Cubadebate / Ricardo / López / Hevia

Roger Machado: “La Comisión no puede andar por un lado y los directores por el otro. O nos unimos o esto no se arregla”

Este artículo es de hace 3 años

El drama de Roger Machado no es solo que quiere ganar la Serie Nacional para lograr un tricampeonato consecutivo que muy pocos han conseguido, sino para alcanzar el sueño de dirigir el equipo Cuba en el Clásico Mundial de Béisbol.

Sin embargo, para obtener las riendas del Cuba no le basta con haber demostrado ser el director con mejores resultados en la Serie Nacional en los últimos años (ha conseguido 3 títulos en las últimas 4 temporadas), ni ser uno de los directores más estables en sus resultados, ni de haberse mantenido al mando del equipo Ciego de Ávila durante tantos años, en una época en que la mayoría de los directores cubanos apenas duran una o dos campañas al mando de sus equipos.

A pesar de eso, sabe que no le darán la dirección del equipo Cuba para el Clásico si no gana este campeonato.

“Tengo una oportunidad, solo una”, dijo el mánager de Ciego de Ávila en entrevista a Cubadebate, en la que demostró que no solo tiene muy claro lo que piensa sobre las intrigas del béisbol cubano, sino que tiene valor para decirlo.

“Yo veo que si yo no gano, no soy el director del Clásico. Víctor tiene más opciones. Si no gana Ciego, cualquiera de los otros equipos que gane, Víctor es el director del Clásico. Sé que ahí, estoy un poquito en desventaja”.

En la entrevista, el otrora receptor de los equipos avileños aseguró haber tenido en el pasado grandes diferencias con Víctor Mesa, director de Matanzas. “Pero ya han sido limadas”, apuntó. “Es cierto que él hace muchas cosas por el bien del béisbol cubano y también creo que tenemos que unirnos todos. Ojalá que la pelota cubana salga adelante, que es lo que queremos”, dijo para dejar claro que su problema no es con Víctor, sino con el sistema en el que ambos están insertos, y del cual son víctimas él y el resto de los mánagers cubanos, a quienes ni siquiera se les tuvo en cuenta para conformar la preselección del equipo que irá al Clásico Mundial.

“Tenían que contar con los seis directores que estamos en esta etapa. ¿Quién hizo eso? No se contó con ninguno de los seis. Para tú hacer un equipo tienes que contar con el director. Tú no me puedes dejar afuera un pelotero si desconoces la forma de dirigir mía y ninguno tiene la misma forma. Había que contar con los mánagers. Otra vez una mala decisión. Estas cosas no pueden pasar. ¿Cómo dan una preselección sin director? Absurdo”, sentenció.

“La Comisión no puede andar por un lado y los directores por el otro. O nos unimos o esto no se arregla”, agregó, refiriéndose a todo lo que habría que arreglar para corregir el desastre en el que se ha convertido la Serie Nacional, y del que la Comisión Nacional de Béisbol es la única que parece no haberse enterado. Al respecto, Roger aprovechó para hablar de la piedra angular de las estrategias que la Comisión Nacional ha implementado para intentar salvar nuestro campeonato doméstico: la selección de refuerzos. “No estuve de acuerdo en pedir 5 refuerzos primero, y luego tres. Yo prefería los ocho de un tiro. Ahora es muy difícil que un refuerzo se te adapte tan rápido al equipo. No puedes hacer team work. Los tres que escojas ahora no se adaptan ni a las señas, ni a la forma de jugar del equipo”.

Tampoco está de acuerdo con que se designe a un director para el Cuba que no dirija en la Serie Nacional, aunque en muchos países y en muchos deportes se ha demostrado que el director de un equipo nacional debe concentrarse exclusivamente en su equipo, sin perder tiempo y esfuerzo dirigiendo un club.

Pero Roger no piensa así, quizás porque la Comisión Nacional nos ha acostumbrado a que la dirección del Cuba le toca de forma automática al mánager campeón.

“¿Para qué estamos trabajando nosotros? No puede dirigir alguien fuera de nosotros, sin restarle méritos a nadie, ni a Rey Vicente Anglada, ni a Higinio Vélez, ni a Jorge Fuentes. No le quito a lo que fueron en Cuba, al contrario, en muchos de ellos nos fijamos cuando dirigimos. Pero el Clásico, claro que tiene que ser para uno de nosotros, que somos los que estamos aquí. Los que conocemos las características de los jugadores. Estoy esperando, como todos”.

De vuelta a la preselección que se escogió sin haber seleccionado a su director, sin haber contado para confeccionarla con los directores, aludió a sus ausencias, a sus carencias, algo de lo que también habló hace poco Víctor Mesa.

“Para empezar no está bien hecha”. Además de Frederich Cepeda, Roel Santos y Dachel Duquesne, “faltan Entenza, Gálvez, el abridor de Mayabeque, faltan unos cuantos y me disculpan si no me recuerdo ahora de todos. Faltan muchos que no se tuvieron en cuenta”.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985