Microcefalia Foto © Imagen: OPS-OMS

El drama de la microcefalia: zika, el mal global de 2016

Este artículo es de hace 3 años

En el año 2016 en el campo de la salud volvimos a enfrentarnos a una epidemia global. El brote de zika, aunque no fue tan impactante en cuanto a número de muertes, si nos deja el tremendo problema de los niños nacidos con microcefalia.

La epidemia ocasionada por la infección por el virus del Zika y que es transmitida por la picada del zancudo o mosquito, el Aedes Aegypti, se puso en evidencia a finales de 2015.

A comienzos del 2016 se declaró la emergencia sanitaria mundial debido a la rápida expansión de la enfermedad y al confirmarse que la enfermedad era la causa de los recién nacidos con microcefalia nacidos de mujeres que se habían contagiado durante el embarazo con la enfermedad.

El área más afectada por la epidemia fue Brasil, aunque en un breve plazo se reportaron casos en casi todos los países del continente americano, también en Europa y otras regiones, la enfermedad es endémica además en el sureste de Asia.

Con síntomas similares al dengue, chikungunya y otras afecciones virales, el zika, se diferencia por las complicaciones que puede generar como la microcefalia en recién nacidos que empezaban entonces también a dispararse en Brasil y el Síndrome de Guillain-Barré.

Los síntomas del zika en personas enfermas, son leves -sarpullido, dolores de cabeza, en articulaciones y músculos, y a veces fiebre baja- la microcefalia que puede generar es el principal problema de salud.

Estos niños sufren a menudo deficiencias mentales y problemas neurológicos. El brote de zika de 2016 fue particularmente fuerte en Brasil. La OMS pronosticó un total de 1,5 millones de casos de contagios para todo 2016, a fin de año se habían reportado en ese país 2 100 casos de microcefalia.

Otro país muy afectado fue Colombia que reportó casi 100 000 casos de zika hasta julio. La epidemia ha retrocedido y la OMS declaró en noviembre el final de
la emergencia sanitaria global por zika.

Sin embargo se advierte que el zika seguirá siendo un peligro 'significativo' durante un buen tiempo. Y aún hay muchas incógnitas a su alrededor entre las que se encuentran su posible transmisión por donaciones de sangre, saliva u orina, después de que se probaran ya casos de contagio por vía sexual.  

Otro de las consecuencias a largo plazo será el cuidado permanente de estos miles de niños que han nacido con microcefalia y que requerirán de una atención especial en lugares donde la cobertura sanitaria no está totalmente garantizada.
 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985