Ferias agropecuarias Foto © www.juventudrebelde.org.cu

Ferias agropecuarias salvan (a última hora) la cena de fin de año

Este artículo es de hace 3 años

A pesar de que se trataba de días laborables, en los cuales muchísimos cubanos debían estar trabajando, los días 28, 29 y 30 hubo, a partir de las siete de la mañana, ventas de productos agropecuarios en varias ferias improvisadas, en cuatro municipios habaneros. De modo que solo quedaba la posibilidad de “escaparse” del trabajo a comprarlos, o simplemente ausentarse y resolver la cena de fin de año.

En los municipios de Plaza (calle 17 entre 4 y 12, Vedado), Playa (calle 13 entre 76 y 84), 10 de Octubre (Santa Catalina), Boyeros (100 y Boyeros) y La Habana del Este (Calle Ancha de Alamar) ocurrieron estas ferias que tienen como propósito favorecer el acceso de la mayor parte de la población a una serie de productos del agro muy buscados en estos días de fiesta, como la carne de cerdo, los frijoles y la yuca, principalmente, pero también viandas, hortalizas, granos, cítricos, frutas, ovinos, caprinos, conejos, gallinas criollas, y conservas de frutas y de vegetales.

Todos estos se ofertan en tales ferias a precios menores de los habituales, de modo que se arman colas tremendas para adquirirlos. Los precios de la libra de viandas, hortalizas y frutas oscilan entre 0.80 centavos y cuatro pesos, y los granos no sobrepasan los 11 pesos. Asimismo, la carne de cerdo cuesta de 18 a 21 pesos; la de ovejo, chivo y conejo tiene precio máximo en los 30 pesos, y cada huevo valdrá un peso.

Según informó la Agencia Cubana de Noticias, uno de los productos más vendidos fue el ajo, a precio de 10 pesos el mazo, puesto que los particulares y cuentapropistas, e incluso los establecimientos del estado, en fechas ordinarias, lo venden a precio infinitamente superior. El ajo y la cebolla se han transformado en productos casi prohibidos por su altísimo precio.

Algunos habaneros inconformes señalaron, en escasas entrevistas insertas en los triunfalistas artículos de la prensa escrita, la radio y la televisión, que las ferias son buenísimas, por supuesto, pero debieran organizarlas en días no laborables, extenderlas a los municipios llamados periféricos, y además regularizar su presencia, y no esperar solo al fin de año, como para garantizar que la gente entre en el año nuevo con buen ánimo debido a que se pudieron comprar productos frescos y a un precio módico.

Las vendutas callejeras, organizada por las unidades productivas de las empresas agropecuarias de cada municipio, tienen lugar como parte de las actividades previstas para el cierre del año y en saludo al aniversario 58 del triunfo de la Revolución, según informaron funcionarios de la Industria Alimentaria y de Servicios a la Agencia Cubana de Noticias. Por supuesto, se organizan, desde algunos años, luego del día 26 o 27 de diciembre, para se entienda con toda claridad que los suministros no están destinados a celebrar Nochebuena ni Navidad.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.