Museo del automóvil todavía rueda por la calles

Este artículo es de hace 4 años

Si solo basta con mirar las principales calles de La Habana para comprender los últimos sesenta o setenta años de la historia del automóvil en Cuba, ese recuento ha sido verificado a fondo por el libro Historia y pasión del automóvil en Cuba, de Marcelo I. Gorajuría Marichal, publicado por Ediciones Cubanas, de Artex, recientemente presentado en el parque de 5ta. y 2, a la altura de Kasalta, en Miramar, donde se realizan anualmente los rallys de Autos Antiguos, y otras actividades del Club Automovilístico A lo cubano,  del cual es fundador el autor.

El club automovilístico A lo Cubano rindió homenaje a Gorajuría Marichal, su vicepresidente, llevando a la presentación del libro varios coches clásicos como un Chevrolet del año 1957 y otro del 55, un Dodge, modelo Coronet, del 58, un Crysler, modelo Winsor, del 57, un Ford A de 1930, entre otros.

El automóvil formó parte muy importante del progreso indiscutible de la Isla en su camino hacia el desarrollo del transporte automotor, en un periodo de tiempo casi desconocidode la historia de Cuba y sus principales signos de progreso técnico. Y el libro ahonda precisamente en la historia del automóvil en la Isla, pues “Cuba fue, es, y debe seguir siendo, una plaza donde el amor por el automóvil ocupe sanamente el espacio que se merece”, acotó el autor en la presentación.

El libro es fruto de una acuciosa investigación de ocho años, porque el camino del autor estuvo lleno de dificultades en tanto pretendió desentrañar ese mundo tan complicado del motor y el automovilismo en un país donde a veces es complicado hablar del pasado en términos positivos. En el libro se compila una enjundiosa información sobre las carreras, desde finales del XIX hasta el año 1962, además se relata la llegada del primer automóvil a Cuba, y las respectivas identidades de la primera mujer conductora de uno de estos vehículos, y de la que fuera copiloto participante en una carrera de autos.

A través de esta investigación llamada Historia y pasión del automóvil en Cuba se contribuye a engrosar la memoria histórica de los cubanos gracias a la esforzada labor del autor Marcelo I. Gorajuría Marichal pues el libro materializael rescate de una pasión y una tradición que es parte de esa histórica.

La historia del automóvil tiene función social e incluso patrimonial, pues según declaró el autor en la presentación "no existe país en el mundo que tenga un museo rodante trabajando día, tarde y noche" como ocurre en Cuba con los necesariamente populares "almendrones", automóviles con sesenta o setenta años usados como taxis.

Historia y pasión del automóvil en Cuba se puede encontrar, para los apasionados del mundo del motor, en toda la red distribuidora de Artex y estará, próximamente, en la Feria Internacional de Libro de La Habana 2016.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.