¿Boxeo ilegal en Cuba?

Esta noticia es de hace 4 años

Las peleas clandestinas entre aspirantes a boxeadores o veteranos olímpicos son ahora el nuevo escenario donde cientos de cubanos asisten para apostar y ganar dinero ilícitamente, así quedó reflejado en un reportaje del diario Martí Noticias.

De acuerdo con la publicación, en el municipio Cerro de La Habana se puede acceder con 5 cuc (120 pesos cubanos) y a través de contactos, a peleas ilegales entre jóvenes marginales quienes luchan en gimnasios particulares en estado de precariedad.

El columnista Juan Juan Almeida de Martí Noticias relató el testmonio de un entrenador y ex integrante del equipo Cuba que participó en las Olimpiadas de Sydney -cuyo nombre no se menciona en el artículo-, quien afirmó que los pugilistas pertenecen a barrios marginales y sueñan alcanzar el dinero y la fama que puede dar el boxeo profesional.

“Están aburridos de mirarse en el espejo de la frustración familiar, o de glorias retiradas del deporte amateur que habiendo puesto la bandera nacional en lo más alto del Olimpo deportivo, no tienen para consumir, ni en un timbiriche de mala muerte, porque falta dinero”, aseguró la fuente anónima.

Según el informante, para asistir a estos “coliseos” sólo hay que “pagar, apuntarse en una lista y esperar; la respuesta llega con un mensaje sms, originado casi siempre desde un teléfono celular con identificador bloqueado; donde te anuncia el día, la hora, el lugar de la cita y la cartelera”.

El artículo afirma que los novatos comienzan cobrando, dependiendo si ganan o pierden, desde 25 a 100 CUC por peleas de 4, 6 u 8 rounds, “celebradas en cuadriláteros construidos de manera tan artesanal que, en vez de ring, parecen jaulas”.

Los luchadores usan guantes, shorts, pantalonetas, protección bucal y casi nunca camiseta. Igualmente, el equipo de asistencia está integrado por entrenadores, ex deportistas de artes marciales, quiroprácticos, enfermeros, médicos, profesionales del deporte y la salud con estrecha conexión en clínicas y hospitales.

La publicación asevera que las peleas se realizan en gimnasios particulares y con licencia de cuentapropista como “Instructor de Prácticas Deportivas” que, por estar diseñados para una clientela cubana, hubieran tenido que cerrar de no encontrar este filón.

Esta noticia es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985