Toyota en USA Foto © Wikimedia Commons

Donald Trump "amenaza" a Toyota al pago de un alto arancel si construye planta en México

Este artículo es de hace 3 años

Donald Trump lo había pronosticado - o dicho - durante toda su campaña: que apenas estuviese en la silla presidencial tomaría medidas contra todas aquellas empresas que "se han ido" de los Estados Unidos a buscar mano de obra barata.

El juego "es viejo". Ir a "fabricar afuera", pagar salarios en "centavos de dólar" y luego traer el producto ya fabricado a los Estados Unidos, pagando un arancel bajo y lograr grandes dividendos; pero al parecer, "el truco" no tendrá cabida en la nueva administración estadounidense.

Luego que primero amenazara a General Motors por vender en EE.UU coches "baratos" producidos en México, y aunque el presidente de Ford, Mark Fields, negara que la decisión de no inventir 1,2 billones de dólares en la creación de una fábrica de coches en el propio país tenía algo que ver con la postura de Trump, ahora llega esta nueva advertencia a la Toyota.

Esta última planea construir - siempre en el mismo lugar, México - una nueva planta para ensamblar coches del modelo Corolla, y Trump, amenazante les ha salido al paso, "alertándolos" de que si lo hacen, luego, para entrar el coche a territorio americano, tendrán que pagar un arancel del 35%, o lo que es lo mismo: un tercio del valor del mismo.

"Esta ida hacia otros países, está arruinando a los Estados Unidos", dijo en repetidas ocasiones Trump durante su campaña, al tiempo que le infería un valor "agregado" a la alerta: cada fábrica que "se va" se lleva consigo decenas de miles de puestos de trabajo.

Akio Toyada, el presidente de Toyota, el gigante japonés que desde hace años por el dominio de la industria automovilística mundial, y con una fuertísima presencia en los EE.UU, aseguró que pese a las amenazas de Trump "sus planes se mantienen". 

En tiempos de crisis, los americanos han encontrado en los Toyota la mezcla perfecta entre la comodidad, la calidad del motor, y el ahorro, y eso Trump lo tiene claro. Pero una cosa es construir en México, y otra no construir dentro de los Estados Unidos. Trump no tiene nada en contra de la Toyota. El solo quiere hacer grande a América otra vez, y ello incluye - en gran medida - reincentivado su industria, y creando miles de puestos de trabajo. 

Por ahora, comenzó con la industria del automóvil su cruzada, ¿sucederá igual con el resto de todas las demás industrias?

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.