| | 4


El conocido entrenador Pedro Díaz revela una verdad tan grande como una casa, en entrevista concedida a El Nuevo Herald.

Otra vez el tema del boxeo "vuelve" a las páginas del diario El Nuevo Herald. ¿Motivo? Aparentemente hay un "renacer" del boxeo cubano en la ciudad de Miami.

Sin embargo, tal como aseguró uno de los grandes entrenadores cubanos en activo, el "maestro" Pedro Díaz, existe una prensa oscura detrás de los boxeadores cubanos.

Díaz quien tiene a 21 boxeadores bajo su égida, presenta un aval inigualable: de sus 21 muchachos, 20 ganaron sus combates en el 2016. ¿Acaso necesita mejor presentación?

En entrevista concedida al columnista Jorge Ebro, Díaz aseguró que detrás de los boxeadores cubanos existe una especie de "sombra oscura". Según él, la prensa "no habla de los boxeadores cubanos", y cuándo lo hace, en la mayoría de las ocasiones, lo hace peyorativamente.

Lo cierto es - y este redactor no sabe ya que gaveta buscar para conocer bien "el fondo de este asunto" - que los cubanos no las han tenido todas consigo desde hace ya unos cuantos años. Ahora, al parecer ha salido una luz. Boxeadores como Barreras, Yuniesky González, Luis Ortiz, y el "Dr. del KO", Yunier Dorticós, parecen haberle dado un nuevo giro al asunto.

Managers y empresarios esquilmadores por un lado, la prensa de la cual habla Díaz por el otro, malos consejos y también "malas cabezas" han dado varias veces al traste con la carrera - o al menos unos buenos combates - de varios de nuestros púgiles.

Díaz apuesta ahora a Mundo Boxing, "donde se ha creado una familia, donde todos nos preocupamos por todos, hasta el último detalle, siempre atentos a lo que piensa el fanático, al apoyo de la gente." Precisamente "ellos" (el público) es una parte importante en este laberinto de "arbitrariedades deportivo-empresariales".

Díaz cree que existe "mala intención" hacia los cubanos.

"(...) muchos fanáticos siguen el criterio de esos promotores y de esa prensa oscura, como la de Dan Rafael [periodista especializado de ESPN]. Así lo digo con toda claridad. Es un tipo que nunca ha escrito nada a favor de los cubanos."

Sin embargo, confía "en lo mejor de los fanáticos y de los expertos que realmente saben de boxeo. Gente que puede ver más allá de cualquier interés particular y sectario. Gente que todavía entiende la esencia del boxeo''.

Y Diaz no deja de tener razón, pero "la desprotección", el poco interés por parte de los aficionados cubanos hacia sus peleadores es un tema que pasa por lo deportivo, y termina en lo social.

Precisamente el periodista Jorge Ebro, cuando en el año 2015 le tocó ser entrevistado para la revista Oncuba Magazine afirmó:

"(...) Yo he estado en muchos torneos de boxeo aquí en Miami, donde incluso se han presentado boxeadores cubanos en el cartel, y dentro del público hay muy pocos cubanos. Si lo ponen por televisión todo el mundo lo ve, si lo ponen por el Pay per View, o se roban el cable o se unen veinte en una casa y lo pagan entre todos para poder verlo. El cubano no está acostumbrado a pagar 25 dólares por ir a ver a un boxeador. (...) Es culpa nuestra. No los apoyamos lo suficiente. (...) No apoyamos nada (...)"

Pero ya estamos en el 2017... ¿quién le pone el cascabel al gato entonces?

 

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.



CiberCuba no modera los comentarios, utilizamos herramienta de Facebook que permite a cualquier usuario denunciar con facilidad comentarios ofensivos, violentos, etc. Esperamos que nuestros usuarios sean activos moderadores de los comentarios utilizando esta sencilla herramienta.


Te puede interesar