Balseros del Faro Foto © Marti Noticias/Webcapture video

Los "balseros del Faro" dicen no saber cuánto más los tendrán en Guantánamo

Este artículo es de hace 3 años

Agobiados por la falta de trabajo y la incertidumbre, el grupo de balseros cubanos conocidos como "los balseros del Faro" que se encuentran recluídos en la Base Naval de Guantánamo, dicen no saber "cuánto tiempo más tendremos que estar aquí" a la vez que revelan al diario 14ymedio que "se sienten presionados para volver a Cuba."

La nota del citado medio cuenta además que del grupo de 20 balseros que fue llevado al recinto ubicado en el extremo oriental de la isla de Cuba, dos abandonaron el lugar por propia voluntad, y otro fue "sacado" luego de habérsele comprobado que en algún momento de su vida perteneció a un órgano represivo militar: los otros 17, aún están a la espera desde que hace más de 6 meses el caso ocupara cintillos en toda la prensa de Miami, y "más allá".

Alrededor de 20 jóvenes fueron sorprendidos en alta mar por un Guardacostas norteamericanos, y para evitar ser deportados a Cuba, se subieron a un faro - el American Shoal Light -  del cual bajaron horas después. 

Comenzó entonces un litigio judicial para definir si "al no haber sido capturados en el agua", aplicaba o no la "Ley de los Pies Mojados" ¿Era o no era el faro "tierra firme"? 

En el transcurso de los días y a la espera de que se determinara si la estructura de metal era o no era "tierra", la historia tomó un giro inesperado al hallarse una botella en el mar con un mensaje dentro. En el papel, los balseros, que en esos momentos se encontraban en un escampavías, relataban el trato "inhumano" que estaban recibiendo en el mismo. Bajo este nuevo "indicio" en el caso ¿procedería el otorgamiento del status de refugiado?

En ese limbo se encuentra todo, con 17 jóvenes "esperando" a ver qué sucede con ellos, pero nadie parece tener una respuesta. 

Siete de ellos "consiguieron trabajo" dentro de la base, a 4.97 dólares la hora; los otros diez restantes están desesperados y ni siquiera pueden hablar con la prensa. 

El balsero que se comunicó con el periodista de 14ymedio y que pidió mantener el anonimato dijo, además, que en dos ocasiones, "el número dos de la base", Denis Mojica les ha dicho que si "no aceptan las condiciones tienen las puertas abiertas para regresar a Cuba," y que ello implica "una presión" para que abandonen la Base.

"Aquí han venido personas a entrevistarnos pero nadie nos explica cuál es nuestra situación legal y, cuando pedimos trabajar, nos dicen que no hay trabajo. Es muy difícil estar de brazos cruzados todo el día. Lo único que pedimos es que nos dejen ganarnos el sustento", explica el migrante, quien sin embargo dijo que ni él, ni los otros 16 tienen quejas del trato recibido. 

Según el activista Ramón Saúl Sánchez, quien se encuentra "al frente" del grupo de abogados que interpuso desde el mismo comienzo del caso un recurso legal de amparo para los balseros, aún mantienen esperanzas que se declare al faro como "tierra firme".

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985