Cubanos en el Versailles Foto © La Prensa

Sorprendidos los cubanos de Miami por anuncio de fin de "pies secos, pies mojados"

Este artículo es de hace 4 años

Miami, 12 ene (EFEUSA).- Varias "figuras de peso" residentes en la ciudad de Miami, entre las que destacan políticos, activistas del exilio y cubanos residentes en la ciudad, dieron diversos criterios con respecto al anuncio del fin la política de "pies secos, pies mojados".

La Ley, que es en realidad una enmienda introducida a la Ley de Ajuste Cubana, beneficia a los cubanos que llegan a EE.UU. O mejor dicho: beneficiaba.

Y es que a partir de ahora, queda derogada la política que da a los cubanos desde 1995 la posibilidad de obtener la residencia permanente un año después de llegar a Estados Unidos, incluso si lo hacían ilegalmente, siempre que no fueran interceptados en el mar.

En sus primeras reacciones algunos cubanos de Miami consideraron que se trata de una nueva concesión al régimen cubano, otros se manifestaron de acuerdo y consideraron que en cierta manera es una medida "sana", y algunos pidieron esperar a conocer las motivaciones.

El excongresista federal por Florida de origen cubano Lincoln Diaz-Balart dijo en declaraciones a Univisión que Obama ha otorgado a La Habana "todo lo que ha pedido" desde el inicio del deshielo diplomático y que esta decisión da al presidente Raúl Castro "instrumentos" para negociar con Donald Trump, que será presidente a partir del 20 de enero.

Por el contrario, José Basulto, fundador de la organización Hermanos al Rescate, está de acuerdo con el fin de una política que a su juicio ha contribuido a que los cubanos no afronten los problemas que tienen en casa.

"La libertad va a haber que buscarla ahora dentro de Cuba", dijo a Efe Basulto, quien considera "triste" que los cubanos hayan apostado siempre por escapar de Cuba en lugar de luchar por la libertad dentro de su país.

Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia, una de las organizaciones del exilio, fue sorprendido por la noticia y señaló que es pronto para determinar si es algo positivo o negativo.

A su juicio, la de "pies secos/pies mojados" es una política "enrarecida", pues en lugar de basarse en las razones para conceder el asilo que se manejan internacionalmente se fundamenta en algo que no tiene ninguna relación con eso, como es el haber llegado a tierra o no.

Pedro Rodríguez, director de la Fundación para los derechos humanos en Cuba, vaticinó que el anuncio va a desatar "desesperación" para la gente de Cuba si es que ya no van a contar con ese beneficio migratorio.

Desde el 1 de octubre pasado, cuando comenzó el año fiscal, por lo menos 1.806 cubanos han intentado emigrar a Estados Unidos por vía marítima, según la Guardia Costera de EE.UU.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.