Mujer estadounidense apuntando con un arma de fuego Foto © t13.cl

Cerca de 1.000 muertes a manos de portadores legales de armas en EEUU

Este artículo es de hace 3 años

Miami (EFEUSA).- Las consecuencias que deja la libertad para tener armas en Estados Unidos llegó en forma de cifras. Según la organización Violence Policy Center (VPC) cerca de 1.000 personas perdieron la vida en menos de 10 años a manos de portadores legales de armas.

Los datos extraídos con la información de Concealed Carry Killers permite saber que 147 personas murieron en 31 tiroteos masivos.

Kristen Rand, directiva de VPC, criticó que estos "crímenes horrendos" persisten mientras el cabildeo de la industria de las armas busca hacer federal su porte legal.

La organización, que usó la información de Concealed Carry Killers, precisó que 921 personas han muerto en 40 estados y Washington DC desde mayo de 2007 a manos de portadores legales de armas y que en ninguno de estos casos se trató de "defensa personal".

El VPC señaló que la cifra puede ser aún mayor debido a la inexistencia de un "registro exhaustivo de los incidentes mortales" que involucran a los ciudadanos particulares titulares de estos permisos.

"Lamentablemente, ya no es sorprendente cuando un tirador masivo, como el supuesto tirador del aeropuerto de Fort Lauderdale (Esteban Santiago), tiene licencia legal para portar un arma de fuego", manifestó Rand en un comunicado.

Santiago, un exmilitar de origen puertorriqueño, dio muerte a cinco personas el pasado 6 de enero tras recoger una pistola semiautomática de 9 milímetros y munición en la sección de equipajes del aeropuerto internacional de Fort Lauderdale, en el sur de Florida, que había facturado en Alaska, de donde partió.

El informe no incluyó "un pequeño número" de incidentes en los que se determinó legítima defensa o donde no se llegó a un veredicto en el juicio.

En 603 de los 722 incidentes documentados con portadores legales de armas, 295 se suicidaron, 235 habían sido condenados, 56 perpetraron un asesinato-suicidio y 17 murieron en el incidente.

Entre tanto, de 89 casos pendientes de portadores legales de armas, la gran mayoría (75) enfrentan cargos criminales, 4 fueron considerados incompetentes para ser juzgados y 10 de ellos aún están bajo investigación.

Los otros 30 incidentes fueron tiroteos involuntarios fatales que involucraron la pistola del titular del permiso.

Según VPC, el análisis de dicha base de datos es consistente con las últimas investigaciones académicas, lo que demuestra, según la organización, "que las leyes estatales que permiten armas no aumentan la seguridad pública, de hecho, hacen lo contrario".

Agregó que un estudio de 2014 de la Universidad de Stanford concluyó que las leyes estatales están vinculadas a un aumento de los delitos violentos.

Mencionó también un reciente estudio de ellos mismos, "Homicidios justificables de armas de fuego y uso de armas de autodefensa no mortales", que muestra que "es extremadamente raro que los ciudadanos particulares usen armas de fuego en homicidios justificables".

El VPC señaló además que al menos 17 agentes de la ley han muerto desde mayo de 2007 a manos de asesinos con permisos legales para portar armas.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985