El Sexto habla tras su liberación: “Esta vez la represión fue mucho más cruda”

“Me amenazaron diciéndome que me podían enjuiciar en la televisión"

El Sexto Foto © Euro Cuba

Este artículo es de hace 4 años

El activista y artista visual cubano Danilo Maldonado, más conocido como El Sexto, afirma que su última experiencia en las cárceles de la isla fue la más “cruda”, pues fue sometido a constantes abusos físicos y psicológicos.

En entrevista al medio independiente Cubanet, El Sexto relató que fue provocado y humillado en numerosas ocasiones, y obligado a compartir celda con delincuentes peligrosos, entre los que se encontraban culpables de asesinato.

Esta vez la represión fue mucho más cruda. Todo el tiempo golpeándome, humillándome. En todos los lados era como provocándome para que reaccionara. Tratando de hacerme perder el control

“Hubo un momento en que se llevaron a uno que estaba en debajo de mí para el 47, que es un lugar a donde nada más va la gente a punto de ser fusilada. Y empezaron a traer a todas la gente del Valle Grande para el Combinado. Me metieron en la unidad 3, que es de alta seguridad, con gente que había cometido asesinato”, acotó.

El artista opositor, que fue liberado después de 57 días de prisión sin juicio y en una celda de 6 por 3 metros para 36 personas, expresó su miedo entonces a ser fusilado, a pesar que dicha forma de ejecución no se emplea en Cuba desde el año 2003.

“A esa gente no le interesa nada de eso”, consideró. “El sábado, cuando escuché los disparos, dijeron que había llegado el ministro para aprobar la pena de muerte. Por la forma en que me estaban tratando, diciendo que mis papeles eran además súper confidenciales, pareciera que ellos realmente tenían un plan detrás, como diciendo: “vamos a darle una lección a esta gente por pasarse de la raya”, narró Maldonado.

“Me amenazaron diciéndome que me podían enjuiciar en la televisión. Y yo me decía, candela, me van a hacer lo mismo que a Ochoa”, continuó.

El Sexto, que ha utilizado la huelga de hambre como forma de protesta en encarcelaciones anteriores, explicó que durante esta última experiencia entendió que debía salvaguardar su vida por encima de todo.

Esta vez entendí que no podía arriesgar mi vida como la vez anterior. Me di cuenta que lo que querían era algo nefasto y me cuidé todo el tiempo

“Voy a Miami lo antes posible, espero ir mañana a una conferencia de prensa y regreso, por supuesto a seguir trabajando en lo mío y a arreglar la situación de mi hija”, comentó.

Danilo también dedicó un momento para agradecer a todas las personas y organizaciones que alzaron su voz para liberarlo. “Tengo que darle las gracias a las personas que se pronunciaron de la ONU, a la Human Rights Foundation, a la prensa. Gracias a todos por el apoyo”, concluyó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.