Foto © Hollywoodreporter

Trump retira a Estados Unidos del Tratado Comercial con el Pacífico

Este artículo es de hace 3 años

El presidente Donald Trump firmó este lunes, 23 de enero, un decreto para retirar a Estados Unidos de la Asociación Transpacífica (TPP), un acuerdo con once países de la cuenca del Pacífico, que excluye a China y que estimula el libre comercio.

Trump también tiene previsto renegociar el tratado de libre comercio con México y Canadá (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés).

Tanto la renegociación del NAFTA como la retirada del TPP fueron promesas electorales de Trump.

Hillary Clinton también prometió, durante su campaña, la retirada del TPP.

"Se trata de un gesto dirigido a los votantes de clase obrera que le ayudaron a ganar en noviembre y que se sienten perjudicados por la globalización", según destacan medios de prensa.

Mientras firmaba el documento sobre la retirada del TPP o Asociación Transpacífica, Trump afirmó:

"Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para el trabajador americano".

La globalización ha dejado damnificados en EE.UU. por el cierre y traslado de empresas a países con mano de obra más barata, como México o China.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la pérdida de empleos industriales también se debe a la creciente robotización. 

Las regiones más golpeadas por ese fenómeno, en el Medio Oeste, fueron clave en la victoria de Trump.

El TPP fue negociado por Barack Obama, y afrontaba una dura oposición en el Congreso, que debía ratificarlo. Obama veía el TPP como una pieza central en su estrategia asiática ante China.

Las primeras decisiones de Trump marcan una ruptura con la política de la Casa Blanca en las últimas décadas. De hecho, EE.UU. ha impulsado la apertura de los mercados mundiales desde finales de la Segunda Guerra, y ha sido uno de sus máximos beneficiarios.

Trump rompe también, de este modo, con uno de los principios del Partido Republicano, que durante muchos años ha sido impulsor de la economía de libre mercado y del libre comercio.

 Las órdenes ejecutivas, como la firmada hoy, son una manera de gestionar la agenda presidencial, sin necesidad de pasar por el Congreso.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide