Departamento de Estado de los EEUU Foto © http://www.myjoyonline.com/

Renuncian todos los jefes del Departamento de Estado norteamericano

Este artículo es de hace 3 años

Diversas agencias de prensa, y diarios como The Washington Post daban a conocer hace unas horas de un hecho que no tiene precedentes previos en la historia de los Estados Unidos; al menos, no con tal magnitud.

Si bien es cierto que en años anteriores, algún jefe de Departamento habría renunciado a su puesto durante algún momento puntual tras el cambio de mando en el país, jamás se había dado el caso de que todos los miembros de un gabinete (o departamento) renunciaran en pleno y dejaran "la mesa vacía".

El hecho, al cual hacemos referencia tuvo lugar este miércoles, cuando, todos los miembros de mayor jerarquía del Departamento de Estado norteamericano, renunciaron a su puesto, y dejaron a Donald Trump sin nadie a quien acudir.

Ninguno, afirma The Washington Post, quiso quedarse a trabajar con Trump.

Se trata de un "éxodo en masa de altos funcionarios", en un departamento clave, en la política exterior del país. Hablamos de personas que trabajan directamente bajo las órdenes del presidente, y que tienen en sus manos no pocos problemas graves e importantes con los cuales lidiar y que son trascendentales para la vida de millones de ciudadanos y residentes en los EE.UU y que involucra, incluso, a otros ciudadanos de otros países, y de otras naciones.

Tal como lo define The Washington Post, este Departamento, que fue creado en el año 1789, es "equivalente a los Ministerios de Asuntos Exteriores y al Ministerio del Interior de otros países."

La propia publicación reseña que "no será fácil reemplazarlos con otro personal"; son personas que "saben bien lo que hacen, cómo lo hacen" en tareas concernientes a la seguridad nacional "posiciones administrativas y consulares".

"Es difícil encontrar personas así en el sector privado", dijo al diario capitalino David Wade, jefe de departamento de Estado en el segundo gobierno de Obama.

Se trata de personas como Patrick Kennedy, un veterano de nueve años en su puesto; y "la subsecretaria de Estado para la Administración, Joyce Anne Barr, la subsecretaria de Estado para Asuntos Consulares Michele Bond y el embajador Gentry O. Smith, director de la Oficina de Misiones Exteriores."

La semana pasada, dimitieron además, el secretario de Estado Adjunto de Seguridad Diplomática, Gregory Starr, y las directora de la Oficina de Operaciones de Ultramar, Lydia Muniz.

con información de The Washington Post y USA Today.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985