Vertedero en La Habana Foto © Cubanet/Ernesto Pérez

Así sobreviven decenas de personas en un basurero de La Habana

Este artículo es de hace 3 años

Ramón es una de las decenas de personas que han encontrado en el famoso vertedero de Calle 100, en La Habana, un medio de supervivencia. Ramón explicó a Cubanet cómo es la vida en el basurero. “Aquí tengo comida, ropa, cigarros, y no me cuesta nada”.

Sin embargo no es fácil la vida en una choza en medio del mayor vertedero de la capital habanera.“Esto es como en cualquier lugar. Hay gente envidiosa, hay ladrones, chivatos, hay que estar a cuatro ojos”.

Mientras mostraba heridas en su rostro relató: “Esto fue con un tipo al que le decíamos El Zika, ladrón como él solo. Ahora está preso porque mató a un tipo. (…)

El relato de Ramón también es una muestra de que lo que para algunos solo es basura para otros es algo preciado por lo que vale la pena luchar y vivir rodeado de basura. Los que viven en el vertedero de Calle 100 conocen cada uno de los camiones que descargan diariamente en el vertedero y saben cuáles de ellos pueden llevar algún preciado “tesoro”.

Cubanet/Ernesto Pérez

“Aquí todas las semanas viene un camión del aeropuerto que deja de todo y la gente lo espera porque hasta botan sacos de comida que no está mala, tubos de jamonada, quesos, paquetes de picadillo, salchichas y la gente trata de quitarte las cosas. Incluso a veces viene gente haciéndose pasar por inspectores o policías para quitarte las cosas, y nada, es para llevársela, para venderlas”, declaró Ramón.

Por su parte, Pedro, otro de los habitantes del vertedero y amigo de Ramón relató a los periodistas de Cubanet: “Hay camiones que no tienen permiso para verter aquí, entonces vienen de madrugada. Si no estás a esa hora, te pierdes cosas buenísimas. Aquí se trabaja a toda hora, no importa el camión que sea, nadie sabe lo que se va a encontrar. Aquí hay gente que se ha encontrado dinero, celulares, cosas de plata (…) Aquí se han botado camiones de paquetes de salchicha, de pollo..”

“Es un crimen que se bote tanta comida, ¿por qué la dejan podrirse? Es un crimen”, se lamentó Pedro.

Cubanet/Ernesto Pérez

Entre montañas de basura también se encuentra Orlando quien recoge cosas que encuentra en el vertedero y las vende para mantener a su familia en el Oriente del país.

“De aquí yo me he llevado ropa nueva, pantalones, pulóveres, suelas de zapato, todo eso se vende aquí o allá. A la gente lo que le da pena venir aquí, pero en este país hace falta de todo y mira cómo se botan las cosas. Si no fuera por nosotros todo eso se quemaba”, relató Orlando.

“Allá en Oriente no se bota tanto como aquí en La Habana, esto es una mina de oro. Yo he construido mi casa con esto” prosiguió Orlando.

El modo de vida de Orlando es compartido también por Yorelbis y Wilber, dos guantanameros que también mantienen a sus familias con las cosas que “luchan” en el basural. Ambos permanecen en La Habana en de manera “ilegal”, una situación que impide que pueda darles nadie un trabajo por lo que sus posibilidades se reducen.

Sin embargo, Wilber defiende su modo de vida diciendo “Esto no es deshonroso, es un trabajo como otro cualquiera. El problema aquí es la policía, que si te coge te deporta”.

"Aquí hay que lucharla. Nosotros somos luchadores, somos guerreros”, concluyó.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985