Donald Trump e Inglaterra Foto © Cibercuba/Licensed by Search Creative Commons

Un millón 700 mil británicos no quieren a Trump de visita en Inglaterra

Este artículo es de hace 3 años

Inglaterra cuenta, tras el último censo poblacional efectuado en ese país, con 53 millones de habitantes. Por supuesto, la cifra incluye también a los niños, que como sabemos, no tienen derecho al voto.

A este, si nos guiamos por el último de los plebiscitos, el llamado Brexit, acudieron aproximadamente 33 millones de ciudadanos británicos

Pues bien, 1 millón, 700 mil de esos "votantes británicos" firmaron recientemente una petición para que el Parlamento de esa nación debata si Donald Trump visita o no Inglaterra tal como tiene previsto hacer dentro de unos días.

Curioso, la petición necesitaba solo 100 mil firmas, y la cifra de registros superó cualquier previsión.

No se trata de una demanda sin fundamento. No. Ciertamente los ciudadanos británicos sienten rechazo hacia un hombre que defiende "causas" que los británicos, de plano, rechazan.

Uso de la tortura, negación del derecho de la mujer al aborto, prohibición de viajar a territorio norteño a los ciudados de siete paises, solo por ser nacidos en naciones que se consideran "terroristas"...

La lista de motivos para rechazar a Trump pudiera ser infinita en Inglaterra, y de ello, da cuenta el Parlamento que, desde que Trump se lanzó en campaña a la presidencia de los Estados Unidos, ha visto como las protestas en su sala, suben de tono.

Bufón, Misógino, Venenoso, Racista, Xenófobo, son algunos de los términos con que lo han definido en estos días en el Parlamento británico que, dicho sea de paso conviene recordar, suele tomarse muy en serio la opinión de sus parlamentarios, quienes a su vez suelen, en aplastante mayoría si los comparamos con otros países, representar a sus votantes, y el sentimiento anti-Trump parece encaminarse a no considerar su visita a Inglaterra como una visita oficial.

Al menos, en ello basaron "su voto" esta vez los británicos. Trump, tal vez, pueda llegar a Inglaterra como Presidente de los Estados Unidos, pero nada más. Cualquier otra "magnitud" que se le de, será una ofensa a la Reina.

Si el parlamento ratifica o no este "pedido popular" está por verse.

Y estaria por verse también cuantos de esos votantes, saldrían a las calles británicas a expresarle su rechazo cara cara a un hombre al cual detestan. 

Pudiera ser, a no dudarlo, su primera derrota "internacional".

con información de Occupy Democrats

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985