Taxi Habana Foto © CiberCuba

Los "almendrones" acortan el recorrido para ganar más dinero

Este artículo es de hace 3 años

Los constantes retrasos y la ineficiencia del transporte público en Cuba obligan a los usuarios a recurrir en muchas ocasiones a los taxis privados, conocidos con el nombre de "almendrones". 

Sin embargo, desde el pasado mes de julio, a raíz de un acuerdo adoptado por el Consejo de Administración Provincial de La Habana que limita el precio que pueden cobrar los taxis privados por su servicio muchos taxistas  han acortado las distancias de los recorridos con tal de mantener la rentabilidad del negocio.

Los taxistas llevan a los pasajeros una determinada distancia y entonces cortan la ruta para coger más pasajeros y volver a cobrar. El primer pasajero puede decidir entre continuar o bajarse del almendrón.

Muchos de los usuarios del servicio comentaron al diario oficialista Granma su descontento con los procedimientos de los habituales de los taxistas: "Voy para la Ceguera y me han cortado el recorrido hasta Coppelia, la molestia es bajarse y coger otro carro después de haber estado esperando media hora", comentó uno de los entrevistados.

El mismo señaló: "De la Víbora a Línea (Vedado) son diez pesos, sin embargo los boteros cortan el viaje en Tulipán por el mismo precio, para después cargar más pasaje hasta el destino original".

"De Línea al paradero de Playa los choferes cobran diez casi siempre, pero a veces la tarifa aumenta el doble", señaló otro.

Pese a las críticas, muchos viajeros defienden que los almendrones siguien siendo la mejor opción para el transporte: "Por lo menos hay carros que están en precio y facilitan el viaje, porque la verdad es que de guagua en guagua… Es mejor coger una máquina", afirmó uno de ellos al mismo diario.

Los nuevos procedimientos de los taxistas han llegado a oídos de la Dirección General de Transporte de La Habana que ha tomado medidas para intentar revertir la situación.

Así, José Gabriel Duquezne, director General de Transporte de La Habana declaró que se han retirado licencias 20 a almendrones, dos de ellos por estar acortando el recorrido y cobrar más.

"La ley establece que cuando una persona comete una infracción se le hace una suspensión de la licencia. Si es reincidente se le cancela por un año, y luego, si vuelve a incurrir en la falta, es definitivo: el conductor no puede seguir siendo transportista", declaró Maribel Poulot,  la directora de pasaje Dirección General de Transporte de La Habana.

Por otra parte, desde la misma entidad se están tratando de detectar taxistas que prestan su servicio con licencias ilegales. Por el momento, se han encontrado 134 autos ilegales.

Proyectos para mejorar el transporte

Por otro lado, desde la Dirección General de Transporte existen proyectos para mejorar el servicio de los almendrones.

En este sentido, Maribel Poulot declaró que estaban tratando de combatir los autos ilegales poniéndoles "una pegatina a los carros de La Habana que tienen licencias; estas quedarían con un orden consecutivo para poder identificar los vehículos en el caso de una falsificación".

También existe un proyecto para desarrollar talleres en los que poder reponer algunas piezas de los carros: "Estamos desarrollando un levantamiento de talleres, no solo para los estatales, sino también para el mejoramiento de los privados. La intención es crear uno en cada municipio y de esta manera brindar un servicio especializado", señaló Poulot.

Maribel Poulot afirmó, no obstante, estar al corriente de uno de los principales problemas que afectan a los taxistas en La Habana, el contrabando de combustible "La intención es evitar que continúe el tráfico de combustible que proviene del suministro que reciben los carros estatales", una afirmación que podría indicar que existen planes para la creación de un mercado de combustible para mayoristas.

Otras iniciativas que se plantean son el establecimiento de una tarifa basada en el kilometraje o la mejora de las piqueras y los corredores.

Pese a los grandes planes y la drástica remodelación en el sector transporte que anuncian las autoridades, lo cierto es que desde que entrara en vigor la normativa para los taxis el pasado verano no se perciben cambios significativos en el sector.

Finalmente, los perjudicados de esta situación son los cubanos que no disfrutan ni de un transporte público de calidad ni de taxis privados con buenas condiciones.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985