Granma, invicto en Serie del Caribe de Beisbol 2017 Foto © Ricardo López/ Granma/ ACN.

Secretos de Alazanes: Aperturas, tanda baja y desenfado

Este artículo es de hace 3 años

La caballería cubana avanza sin tropiezos por la Serie del Caribe 2017.

Van dos victorias contundentes, y los criterios especializados -antes muy enfocados en Venezuela y México- comienzan a concederle enteros a la candidatura de la escuadra. Por lo pronto, la presencia en las semifinales está garantizada.

¿Cuáles han sido las claves para que hayamos conseguido la mejor arrancada desde el regreso a este torneo regional?

Para mi gusto, la solidez en las aperturas, la productividad de la tanda baja y el desenfado para jugar a la pelota.

Los derechos Lázaro Blanco y Vladimir García realizaron dos faenas rutilantes.

De conjunto, en 12.1 entradas aceptaron diez hits, una sola carrera, recetaron ocho ponches y apenas transfirieron a cuatro bateadores. Se les vio dominantes, con plena confianza en sus envíos y en top form. La esperanza de un feliz desempeño en la fase de cruces pasa por el concurso de sus brazos.

Segundo, los hombres del fondo del line up (Benítez, Morejón y Céspedes) han sorprendido a tirios y troyanos con un aporte que ahora mismo asciende a ocho imparables en 22 turnos, para average de .364, par de empujadas y tres anotadas. Mejor inclusive que el trío de la medular (Ayala-Despaigne-Saavedra), que compila .292.

Por último, y acaso lo más importante, el equipo sonríe en el terreno.

No son aquellas caras largas que le conocemos, con peloteros que parecen estarse jugando la vida en cada lance. No hay preocupación en las miradas, ni se notan los nervios. Son -ganen o pierdan- 28 hombres haciendo su trabajo. Que de eso se trata a fin de cuentas.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985