Los niños: el rostro menor de la emigración cubana

Este artículo es de hace 3 años

Los niños, lamentablemente, también han sido el rostro de la emigración cubana. Muchos, junto a sus padres, atravesaron fronteras en los últimos tiempos en el afán de llegar a los Estados Unidos. Ahora, entre los más 600 cubanos que permanecen varados en la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, muchos de ellos también se mantienen a la espera.

Un reporte del periodista Ricardo Quintana para Martí Noticias les da voces a algunas de las madres que se encuentran en esta situación con sus hijos. El reportero lo define así: “No saben por qué están aquí, su niñez la dejaron en Cuba”.

Una de las entrevistadas, Irina Ricardo, quien comenzó la travesía hace tres meses junto a su esposo, un hijo menor, y una niña de cuatro meses, y que tuvo que atraves ar la selva del Darién, dice: “Solo el que pasa por allí sabe cómo es la situación”. Vivían hacía dos años en Ecuador, incluso su hija más pequeña nació allí, hasta que decidieron irse rumbo a los Estados Unidos, pero llegaron luego del 12 de enero.

Ángel E. Díaz, su esposo, dice que busca “un país donde su hijo pueda crecer con libertad”.

El pasado 12 de enero el gobierno del expresidente estadounidense Barack Obama decidió derogar la Ley Pies Secos/Pies Mojados, que amparaba y daba asilo a los cubanos al llegar a los Estados Unidos.

Actualmente, más de 23 locales están prestando servicios a los cubanos en Nuevo Laredo. Ana Luis Machado, madre de un niño pequeño, albergada provisionalmente en una iglesia, dice que hay cinco niños allí, todos enfermos con catarro: “Un día estás deprimido, otro estás ansioso y otros estás más feliz”.

En situación de completa incertidumbre se encuentran los cubanos en la ciudad mexicana, con la esperanza aún de poder llegar a territorio estadounidense.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985