Iramis Camejo doctora cubana en Brasil Foto © Iramis Camejo/Facebook

Doctora cubana se niega a regresar al país y acude a justicia brasileña

Este artículo es de hace 3 años

La doctora pinareña Iramis Maria Camejo Solano, quien desde hace tres años labora en Brasil como parte del plan "Mais Medicos", acudió recientemente a la justicia brasileña luego de que El Ministerio de Salud cubano ordenara su regreso a La Habana.

Su contrato como profesional expira en el marzo próximo, pero el juez Renato Cámara Nigro, del Tribunal Federal de Campinas, falló a su favor. La demanda de la doctora no se circunscribe solo a permanecer en territorio brasileño sino a que le sea otorgado, en su totalidad, el dinero que le corresponde como profesional, porque tras el acuerdo firmado entre las autoridades sanitarias de Brasil y Cuba, el gobierno de la Isla retiene el 75% de los ingresos.

Iramis desea que a partir de marzo desaparezca tal gravamen.

Según una entrevista concedida al diario Veja, Iramis relata cómo Brasil paga por los servicios de cada médico cubano 11 mil 500 reales mensuales, unos 3 mil 700 dólares con el cambio actual. Sin embargo, solo 2 mil 976 reales, o sea, 956 dólares le son entregados a los profesionales de la salud cubanos.

La doctora dice sentirse "sorprendida" por la decisión tomada por el juez.

"Estoy muy agradecida," dijo, y a continuación explicó que ella quiere quedarse en Brasil y que luego de tres años "ya Cuba tiene buena parte de su salario".

"Es algo que yo le di a mi país, indiscutiblemente. Aporté dinero, mucho, y creo que es justo quedarme. Tengo derecho, soy médico y estoy tratando de hacer mi vida para el futuro," comentó la joven.

Es algo que yo le di a mi país, indiscutiblemente. Aporté dinero, mucho, y creo que es justo quedarme. Tengo derecho, soy médico y estoy tratando de hacer mi vida para el futuro.

Iramis, al centro, junto a unas enfermeras. Facebook/Iramis Camejo

La ciudad donde reside, Campiñas, costea la vivienda y la comida de los médicos, sin embargo, aclara, "no todo es color de rosa, hay un montón de dificultades, inflación. Es un salario que, de hecho, no es bueno".

Iramis cuenta además que tiene miedo de sufrir represalias luego de esta "insubordinación."

"Las consecuencias son duras. Existe una ley que si abandonas la misión médica, y te quedas en otro país cuando estás de misión, no puedes regresar a Cuba ocho años," explicó.

Las consecuencias son duras. Existe una ley que si abandonas la misión médica, y te quedas en otro país cuando estás de misión, no puedes regresar a Cuba ocho años.

"Para mí, esto es muy difícil. Me encanta mi país, amo a mi país, pero la ley creo que es un poco injusta," le comentó al periodista.

Iramis dijo que espera que esta decisión judicial, impulse a otros médicos cubanos a seguir su ejemplo.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985