Brote de paperas en escolares de Washington

Este artículo es de hace 3 años

En el estado de Washington en los Estados Unidos de Norteamérica se reporta en niños escolares un brote de paperas según informes de ABC News.

Hasta el pasado 7 de febrero existían al menos 367 casos de personas diagnosticadas o con sospecha de la enfermedad, de acuerdo con los informes del departamento de salud del estado.

Entre los escolares infectados en el brote el 87 % tenían completamente actualizado su esquema de vacunación contra la enfermedad. Se piensa que un factor que ha influido es el bajo nivel de vacunación entre los escolares en general.

A pesar del incremento en el número de casos de parotiditis los directivos consideran que la vacuna está ofreciendo protección contra las complicaciones que pueden producirse en enfermos con paperas, ya que la tasa de complicaciones es baja entre los casos reportados.

El brote comenzó en el mes de octubre y con el fin de tratar de detener su diseminación se ha recomendado a los habitantes de la zona a vacunarse o a permanecer en casa sin asistir a la escuela para tratar de detener la diseminación del virus.

La parotiditis se trasmite por vía aérea al igual que la influenza, por las pequeñas gotas de agua suspendidas en el aire. También se pueden contaminar las personas al compartir las bebidas o los alimentos o al estar en contacto con personas infectadas.

La papera produce un aumento de volumen de las glándulas salivares, puede ocasionar fiebre, dolor de cabeza, cansancio, raramente puede producir meningitis, edema cerebral y sordera.

En la actualidad, se realizan estudios para determinar si ha habido variación en el tipo de virus que está produciendo este brote y el que se utilizó para producir la vacuna, pues esto pudiera explicar la aparición del brote.

No obstante, se conoce que al aplicarse correctamente el esquema de vacunación indicado contra esta enfermedad se produce un 88 % de protección lo que significa que al vacunar a 100 individuos hay 12 que podrían estar expuestos a sufrir la enfermedad, lo que es algo que pudiera explicar la aparición del brote. A estos se unen aquellos niños que no han cumplido el esquema de vacunación recomendado y no se han aplicado la vacuna que protege contra el sarampión, la rubeola y la parotiditis.

 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.