| | 118


La carencia de higiene y el maltrato a los clientes son rasgo que destacan, desafortunadamente, como algunos de los más distintivos en cualquier instalación turística de Cuba. Sin embargo, la preocupación se hace mayor cuando se trata de hoteles con cuatro o cinco estrellas.

Según un reportaje de la agencia AFP, no son pocos los turistas que llegan a la isla caribeña y tienen que sobrellevar los disgustos de ser mal atendidos en hoteles, conocidos por sus altas tarifas de hospedaje.

El visitante francés Jean Orsini narró a la agencia cómo se encontró con una bañera oxidada, y luego tuvo que esperar largas horas por la cena. El cliente no pudo evtar encontrar el parecido con la Unión Soviética: "Uno iba a un restaurante, tenía que esperar tres horas para comer", dijoe. 

Por su parte la española Pilar Esteras tuvo que lidiar con la antipatía de los camareros, y la colombiana María Teresa Gutiérrez se enfrentó con algo peor: la falta de agua y limpieza.

Los tres se hospedaron en hoteles diferentes de La Habana, explica la publicación, pero todos de cuatro y cinco estrellas, administrados directamente por el Estado cubano o en alianza con empresas europeas.

"Cuando usted paga 175 euros por noche (186 dólares), se da cuenta de que esto no los vale", se quejó Orsini, de 82 años.

"Esperaría más de un cuatro estrellas", afirmó la colombiana Gutiérrez, una odontóloga de 60 años que se encontró con una inaceptable falta de higiene en el hotel donde se alojó con su esposo por 253 dólares la noche.

Según apunta el reportaje, el “boom” que desató la reconciliación con Washington en 2015 elevó los precios en la isla. Una habitación sencilla que hace dos años valía 110 dólares hoy cuesta 285. En un hotel más modesto saltó de 90 a 202 dólares en un año.

"Cuba aún no ha logrado los estándares de calidad internacionales que permitan esos precios", dijo a AFP José Luis Perelló, consultor económico en la Universidad de La Habana.
El francés Stéphane Ferrux, que dirige una agencia de viajes en La Habana, cree que las "habitaciones de un cuatro estrellas son equivalentes a las de un pequeño tres estrellas en París, y cuestan 300 dólares. ¡Más caro que en París!".

En Cuba hay unas 71.000 habitaciones, 44.000 con clasificación de cuatro o cinco estrellas. Empresas de las Fuerzas Armadas administran la mayoría de hoteles de forma directa o en asocio con 17 cadenas internacionales, mientras el naciente sector privado renta 16.000 habitaciones a precios que en promedio oscilan entre 25 y 50 dólares.



Average: 5 (2 votes)



CiberCuba no modera los comentarios, utilizamos herramienta de Facebook que permite a cualquier usuario denunciar con facilidad comentarios ofensivos, violentos, etc. Esperamos que nuestros usuarios sean activos moderadores de los comentarios utilizando esta sencilla herramienta.


Te puede interesar