Foto © Dailynews

¿Quién es el cubanoamericano nominado por Trump para el Departamento de Trabajo?

Este artículo es de hace 3 años

Miami (EE.UU.), 16 feb (EFE).- El abogado de Miami Alexander Acosta, nominado hoy por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para la cartera de Trabajo, se ha destacado por su defensa de los derechos de los musulmanes y si es aprobado por el Congreso será el primer hispano del gabinete.

Acosta ha sido ya el primer Fiscal General adjunto hispano del país y un procurador federal que ha llevado a juicio a líderes de carteles del narcotráfico de Colombia y a reconocidos políticos estadounidenses en sonados casos de corrupción en el sur de Florida.

El nominado de padres cubanos, de ser confirmado por el Congreso, ampliaría además la lista de los hispanos a cargo del Departamento de Trabajo, con Thomas Pérez e Hilda Solís como sus antecesores durante el Gobierno del presidente Barack Obama (2009-2017).

Pérez de origen dominicano ocupó esa cartera entre 2013 y 2017, mientras que Solís, hija de inmigrantes de México y Nicaragua, asumió entre 2009 y 2013.

El hasta ahora Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Internacional de Florida (FIU), con sede en Miami, se ha destacado como ejecutivo privado y también en cargos federales.

Graduado en leyes en la Universidad de Harvard trabajó de la mano con el juez del Supremo de EE.UU., Samuel Alito, en la Corte de Apelaciones del Tercer Circuito antes de vincularse a la firma legal Kirland & Ellis, en Washington.

Fue integrante de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (2002-2003) durante la presidencia de George W. Bush (2001-2009), tras lo cual fue nombrado Fiscal General adjunto para la división de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, puesto desde el cual defendió los derechos de los estadounidenses de religión musulmana.

Más adelante, en 2011, Acosta señaló que EE.UU. es una nación construida sobre el principio de la libertad y "en la lista de libertades están en un puesto alto la libertad de expresión religiosa" durante una audiencia en el Congreso sobre la importancia de proteger los derechos civiles de los musulmanes estadounidenses.

El nominado fue el primer hispano en llegar al puesto de Fiscal General adjunto, cargo al que renunció en 2005.

El fiscal general de entonces, el también hispano Alberto Gonzáles (2005-2007), dijo que Acosta había hecho un trabajo "destacable" en hacer cumplir las leyes que sustentan los derechos civiles y "promover la igualdad de oportunidades de todos los estadounidenses".

De ser aprobado por el Congreso, Acosta sería el latino de mayor rango en el Gobierno de Trump, una posición que reclamaban grupos civiles nacionales como la Asociación Nacional de Funcionarios Electos y Designados (NALEO).

El director de NALEO, Arturo Vargas, había cuestionado en enero pasado que el presidente Trump debería contar con latinos en "altos cargos federales" en su Gobierno para representar la "diversidad" nacional.

En Florida, Acosta, de 48 años, sirvió entre 2005 y 2009 como Fiscal de EE.UU. para el Distrito Sur, y entre otros casos de resonancia tuvo el del cabildero republicano Jack Abramoff por fraude.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.