Una mujer fantástica Sebastián Lelio Daniela Vega Foto © www.t13.cl

“Una mujer fantástica” consagra cine latinoamericano de temática LGBT

Este artículo es de hace 3 años

El largometraje de ficción Una mujer fantástica, del chileno Sebastián Lelio, y el cortometraje mexicano Ensueño en la pradera, de Esteban Arrangoiz Julien, ganaron sendos Osos de Plata así como varios premios de jurados independientes.

Una mujer fantástica, coproducida por Chile y España, se llevó el Oso de Plata al mejor guión para esta historia centrada en el rechazo social a una mujer transgénero, firmada por Lelio y Gonzalo Maza. El filme obtuvo asimismo el Teddy a la mejor película que muestre especial sensibilidad hacia la comunidad LGTB. El filme chileno, que también ganó una mención especial del Jurado Ecuménico, se centra en la figura de Marina, interpretada por la actriz transexual Daniela Vega, que es excluida por la familia del novio cuando llega la hora de darle el último adiós al que fuera su pareja.

El Oso de Plata y premio del jurado de cortometrajes recayó en el filme mexicano Ensueño en la pradera, que trata de reflejar las difíciles condiciones de vida que sufren muchos mexicanos y el impacto de la violencia en los habitantes de los pequeños pueblos. El director denunció que su país vive una etapa “muy oscura” marcada por la violencia, al tiempo que llamó al Gobierno de su país a invertir más en educación y cultura como “única manera de salvar a las nuevas generaciones”.

Por otra parte, la película La libertad del diablo, del mexicano Everardo González, ganó el premio de Amnistía Internacional para documentales de la Berlinale. El filme constituye un crudo y doloroso retrato de una sociedad gobernada por el miedo y la inseguridad y ofrece una selección de los testimonios que se esconden detrás de cifras y titulares estremecedores, pero abstractos.

Otro de los premios más importantes de Berlín recayó en el brasileño Pendular, de Julia Murat, ganadora del reconocimiento que otorga la Federación Internacional de la Crítica Cinematográfica en la sección Panorama. El filme presenta a una joven pareja que se muda a una planta de una fábrica abandonada, donde, con una cinta naranja, divide el espacio en dos partes iguales: en una, él instala su taller de escultura, la otra se convierte en estudio de danza para ella.

El Premio de la Paz recayó en el documental El pacto de Adriana, en el que la realizadora chilena Lissette Orozco se sumerge en el pasado de su tía Adriana Rivas y su labor en el cuartel Simón Bolívar como secretaria del general Manuel Contreras, jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA, policía secreta de la dictadura chilena).

Filmes de Europa Oriental y nórdica acapararon los principales premios en el 67º Festival Internacional de Cine de Berlín. El jurado favoreció con el Oso de Oro a la mejor película a la húngara En cuerpo y alma, de Ildiko Enyedi.

El premio al mejor director fue a manos del veterano cineasta finlandés Aki Kaurismaki por El otro lado de la esperanza, mientras que el galardón nombrado Alfred Bauer (Oso de plata), otorgado a lo más renovador, fue recibido por Agnieszka Holland y su filme Rastro, sobre un misterioso asesinato en una región rural de Polonia.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.