Armas Foto © Pixabay

Legisladores de Florida proponen eliminar las zonas libres de armas de fuego

Este artículo es de hace 3 años

Dos legisladores republicanos proponen eliminar todas las “zonas sin armas de fuego” de Florida, precisamente el estado con un mayor número de licencias para portar amas, concretamente 1,7 millones.

En estos momentos existen en el país 15 ubicaciones donde las leyes estatales prohíben el porte de armas ocultas.

Sin embargo, después de sucesos como la masacre del club nocturo Pulse en Orlando el pasado mes de junio y el tiroteo en el Aeropuerto de Fort Lauderdale, ocurrido el pasado mes de enero, el senador Dennis Baxley, de Ocala, y el representante Don Hahnfeldt, de The Village, proponen eliminar las restricciones para portar armas ocultas con licencia en algunos lugares.

En opinión de ambos políticos eliminar estas restricciones del estado supondría una mayor seguridad para negocios, personas e instituciones.

Pese a que no existe ninguna investigación que avale esta tesis, según Hahnfeldt “las zonas libres de armas de fuego han sido un fracaso” ya que han dejado “a los negocios más susceptibles a sufrir daños y lesiones de parte de un delincuente con malas intenciones”.

Permitir portar amar sin retricción daría: “A estos negocios e instituciones una oportunidad de protegerse mejor, a sus empleados y visitantes caso de un incidente desafortunado”, “De modo que tal vez el próximo Pulse, el próximo Fort Lauderdale ... no suceda”, agregó Hahnfeldt.

El representante de The Village señaló, además, que solo se mantendrían las restricciones impuestas por leyes federales y las que determinasen los dueños en sus establecimientos privados.

De llevarse a término la propuesta se podría portar armas en los 15 puertos marítimos de la Florida, en las estaciones de policía y de Patrulla de Carreteras, en las cárceles y prisiones, en los tribunales, en las terminales de pasajeros de los aeropuertos, en los colegios electorales.

También se levantaría la restricción en las reuniones gubernamentales y legislativas, en las cárceles y prisiones, en los tribunales, en las terminales de pasajeros de los aeropuertos, en colegios electorales, en reuniones gubernamentales y legislativas, en escuelas públicas y recintos educativos, en eventos deportivos, en centros politécnicos y en lugares y establecimientos donde se vende alcohol.

La propuesta de ley ha sido ya rechazada por varios grupos como Florida Coalition to Prevent Gun Violence, formada por más de 120 grupos locales, estatales y nacionales. Este grupo unió sus fuerzas después de la masacre del Pulse.

“Estos legisladores vaqueros han ido demasiado lejos. Están poniendo en peligro al público, no protegiéndolo”, dijo en un comunicado Patti Brigham, copresidenta de la coalición y presidenta de la Liga de Mujeres Votantes de la Florida.

Sin embargo, esta no es la primera vez que se propone acabar con las zonas libres de armas. Así el senador Gref Steuve, republicano por Sarasota, propuso una medida similar. Sin embargo cambió su opinión poco después al admitir que “probablemente es mejor ocuparse del tema poco a poco”.

Familiares de algunos de los fallecidos en Pulse también han manifestado su rechazo a la propuesta.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985