Mariela Castro Foto © Cubadebate

Mariela Castro propone penalizar a los clientes para combatir la prostitución en Cuba

Este artículo es de hace 4 años

Un foro académico fue el escenario elegido por Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual e hija del presidente cubano Raúl Castro, para abordar públicamente el problema de la creciente prostitución en la Isla.

Durante el Simposio Internacional Violencia de Género, Prostitución, Turismo Sexual y Trata de Personas, celebrado a principios de año en La Habana, Castro defendió que es necesario adoptar medidas para combatir este fenómeno.

Así, la directora de CENESEX se mostró a favor de penalizar a los clientes que acuden a contratar los servicios de las prostitutas.

Tras el simposio, en una mesa redonda de la Televisión Cubana, Castro declaró: “En la actualidad hay que actuar. No podemos solamente decir que estamos de acuerdo contra la explotación sexual como una forma de trabajo sexual”.

“No podemos decir que queremos proteger a nuestras niñas, niños y adolescentes de la explotación sexual. No es solo desearlo, sino rompernos la cabeza para encontrar de qué manera lo vamos a hacer”, añadió.

Por su parte, Amir Valle, autor del libro Habana Babilonia o Prostitutas en Cuba, reconoció al Nuevo Herald que “el gobierno cubano, aunque cuenta con toda la información y estudios de campo para posicionarse, jamás ha aceptado en realidad el alcance social del fenómeno”.

Por este motivo, la propuesta de Mariela Castro es un gran avance que, sin embargo, cuenta con muchísimas probabilidades de quedarse en el plano académico sin llegar a materializarse.

Los expertos coinciden en señalar que en un país donde la prostitución no es ilegal es dificil adoptar una medida que penalice a los clientes de las prostitutas ya que es incongruente con la idiosincrasia y la realidad socioeconómica de Cuba.

No obstante Valle reveló que desde 1993 miembros del gobierno de la Isla “asumían la tesis de penalizar al cliente como freno esencial al fenómeno, sin tener en cuenta que, en el caso cubano, cualquier solución pasa, en primer lugar, por el reconocimiento político de la existencia del flagelo”, algo que todavía no ha ocurrido.

Aunque las discusiones académicas trataron temas como los trabajadores sexuales masculinos, la censura sobre el tema en ámbitos académicos y la complejidad de abordar el tema de la prostitución “por los prejuicios morales y divergencias ideológicas” en el ámbito político no se han abordado aún temas como el jineterismo la prostitución masculina o transexual o la creciente prostitución .

Tras el Simposio y la posterior Mesa Redonda Mariela Castro no quiso responder a las preguntas del Nuevo Herald sobre el asunto y remitió a la embajada de Cuba en Washington quien tampoco respondió los correos.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba