Conozca a María Emilia, una cienfueguera de 116 años

Conocida en su tierra como "La Primorosa" o "La joya de Monserrat", María Emilia, nunca se casó ni tuvo hijos

5deseptiembre/ Roberto Alfonso
María Emilia Quesada Blanco Foto © 5deseptiembre/ Roberto Alfonso

Este artículo es de hace 5 años

María Emilia Quesada Blanco nació el 5 de enero de 1901, o sea, ya cumplió 116 años y aunque no aparece en los registros que publica en Gerontology Research Group entre las diez mujeres más longevas del mundo, de acuerdo a su fecha de nacimiento sería la cuarta mujer viva más longeva del planeta solo superada por Emma Morano, italiana nacida en 1899, Violet Brown jamaicana y Nabi Tajima, japonesa ambas nacidas en el año 1900.

Conocida en su tierra como "La Primorosa" o "La joya de Monserrat", María Emilia comentó en conversación con el diario provincial 5 de Septiembre que nunca se casó ni tuvo hijos. Su familia estaba compuesta por dieciséis hermanos, ya todos muertos: el primero falleció joven en un accidente, y la última, también soltera, murió con algo más de cien años.

De niña asistió junto a sus padres a la Iglesia Monserrat y allí abrazó las ideas religiosas y dedicada a esa fe ha vivido estos años. Trabajó en las oficinas de la iglesia, donde atendía el teléfono, se ocupaba de las plantas y doblaba la publicación católica dominical.

Entumbó su vida en ayudar a todos, enfermos, mujeres solas, niños abandonados. Iba al hospital y cuidaba a enfermos, luego los atendía en su casa siempre gratuitamente. También acudía a lo asilos de ancianos y los acompañaba, les llevaba caramelos y dulces. Toda esta labor de caridad fue muy importante en la vida de esta centenaria.

Hoy con sus años ya pasa gran parte del día sentada pero reza por todos, por la ciudad, los vecinos, los amigos y pide porque no haya más guerras.

En su rutina de vida comparece martes y viernes a la iglesia y allí toma la comunión, reza durante horas. Los jesuítas la aprecian y ayudan, y también aquellos agradecidos a quienes sirvió cuando la vida se lo permitió. Hoy ellos le retribuyen porque como su labor fue desinteresada, en las congregaciones, María Emilia no tiene retiro y son ahora sus benefactores.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba