Juan Padrón acaba de cumplir setenta años, y por tanto el Havana Film Festival de Nueva York (HFFNY) le dedica al creador cubano la edición de este año. Así, se exhibe una breve retrospectiva integrada por tres de sus largometrajes de mayor éxito, esos que devinieron objeto de culto y no solo en Cuba.

Por supuesto que se incluye Elpidio Valdés (1979) el primer largometraje cubano animado, obra fundamental que le confirió presencia definitiva al imaginario mambí en la memoria afectiva de los cubanos.


Además, se programan Vampiros en La Habana (1985) y su secuela Más vampiros en La Habana (2003). En la primera de estas se relata la rivalidad entre dos clanes vampíricos, en los años treinta de Cuba, por la posesión del prodigioso Vampisol. En la continuación o secuela se vuelve a colocar a los chupasangres europeos o norteamericanos en medio del cubaneo y el erotismo caribeño.

Esa brillante sátira sobre los filmes de horror y de gánster que es Vampiros en La Habana se exhibirá el cuatro de abril en la New York Film Academy. Será un excelente espacio para volver a disfrutar la banda sonora musical de latin jazz, con piezas compuestas e interpretadas por Arturo Sandoval.


En el marco del Festival, también ocurre una muestra llamada Juan Padrón de La Habana a Nueva York, en la Abrazo Interno Gallery, de The Clemente, que exhibe una serie de pinturas y dibujos correspondientes tanto a la primera etapa cubierta mayormente por el mambí insurrecto, y de la segunda etapa, más cercana a los vampiros gozadores.

Laureado con el Premio Nacional se cine, Juan Padrón volvió recientemente a su oficio para hacer un video musical, animado, de la canción Mr Grogan, proveniente del más reciente álbum de Colin Hay, titulado Next Year People. Y además Cecilia Noël, la esposa de Colin Hay, había trabajado con Juan Padrón y con su hijo Ian, en un disco anterior de ella que incluyó el video musical The boys are back in town.

En amplios círculos intelectuales y cinéfilos de Estados Unidos se considera Vampiros en La Habana una película de culto, mientras que Elpidio Valdés es casi un símbolo patrio a pesar de haber sido creado por la imaginación del más célebre animador, dibujante y caricaturista cubano.

Del 30 de marzo al 2 de abril, la obra de Juan Padrón se integra al Saló Internacional de Còmic de Barcelona, en la que está considerada una de las citas con la historieta más importantes de Europa. El cubano es uno de los autores invitados este año junto con celebridades como el belga Bruno Gazzotti, la norteamericana Gina Alyse Wynbrandt, el argentino José Muñoz, el coreano Kim Jung Gi y el español Mauricio Vicent.




CiberCuba no modera los comentarios, utilizamos herramienta de Facebook que permite a cualquier usuario denunciar con facilidad comentarios ofensivos, violentos, etc. Esperamos que nuestros usuarios sean activos moderadores de los comentarios utilizando esta sencilla herramienta.


Últimos videos en CiberCuba:



Te puede interesar