| | 1


En la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso estará los días 21, 22 y 23 de abril Acosta Danza en la denominada Temporada de Primavera.

Considerada una de las mejores piezas del ballet contemporáneo, Belles Lettres, del estadounidense Justin Peck, coreógrafo residente del New York City Ballet, será el estreno que presentará la compañía dirigida por Carlos Acosta, quien ha decidido volver a bailar en un escenario público luego de cinco meses en que el público internacional ha estado privado de su presencia.

Según informa una nota de prensa de Acosta Danza, la neoclásica Belles Lettres evoca el universo lírico de la literatura y las artes durante una de las edades de oro del arte occidental, la Belle Époque, un período histórico de paz y prosperidad para Europa entre 1870 y el inicio de la I Guerra Mundial.

Devenida una de las obras más célebres de Justin Peck para el New York City Ballet,  Belles Lettres cuenta con música del compositor francés César Franck, autor de la célebre Sinfonía en Re Menor.

En todo este tiempo, Carlos Acosta se ha dedicado en cuerpo y alma a su compañía, y ahora vuelve a bailar junto a ellos en la llamada Temporada de Primavera, aunque es preciso aclarar, según declaró el célebre bailarín al Noticiero Cultural de la Televisión Cubana que su regreso a escena ocurre en medio de una transición de los rigores del ballet clásico hacia técnicas más contemporáneas.

Además de Belles Lettres, se incluye Anadromous, de Raúl Reinoso, un bailarín y coreógrafo que integra Acosta Danza y que intenta crecerse en ambas direcciones, es decir, la danza y a coreografía.

También regresarán a escena De punta a cabo, de Alexis Fernández (Maca) y Twelve, del español Jorge Crecis, además de la significativa reposición de El cruce sobre el Niágara, de Marianela Boán, una reconocida obra de la danza moderna cubana que celebra en 2017 sus treinta cumpleaños.

Para esta cuarta temporada de la joven compañía, segunda temporada del año 2017, se han reformado y ajustado algunas de las piezas antes vistas, y la línea estilística se atiene a la carencia de una línea definida, pues los estilos se entremezclan en el más total eclecticismo, capaz de favorecer el diálogo entre tendencias clásicas y contemporáneas.

Con esta temporada, Acosta Danza festejará no solo el treinta aniversario de El cruce sobre el Niágara, sino también el primero de su debut escénico y se unirá a la celebración por los 180 años del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso .




CiberCuba no modera los comentarios, utilizamos herramienta de Facebook que permite a cualquier usuario denunciar con facilidad comentarios ofensivos, violentos, etc. Esperamos que nuestros usuarios sean activos moderadores de los comentarios utilizando esta sencilla herramienta.


Te puede interesar