La conmovedora carta del Cardenal de Venezuela a los jóvenes de su país

El líder de la iglesia católica venezolana afirma que está con los muchachos “que me recuerdan que aún no estoy muerto, que este país es mío, que este país nos merece”.

globourbano.com.ve
Cardenal de Venezuela Foto © globourbano.com.ve

Este artículo es de hace 4 años

El Cardenal de Venezuela Baltazar Porras, férreo crítico del gobierno de Chávez y del actual mandatario Nicolás Maduro, ha declarado su apoyo total a la juventud venezolana que se manifiesta desde principios de abril en las marchas organizadas por la oposición.

En una conmovedora carta, el religioso expresa su admiración por la valentía de los jóvenes que han salido a las calles a denunciar lo que catalogan como un “autogolpe de Estado” en Venezuela, así como por la liberación de presos políticos y el rescate de la economía nacional.

El líder de la iglesia católica venezolana afirma que está con los muchachos “que me recuerdan que aún no estoy muerto, que este país es mío, que este país nos merece”.

A continuación reproducimos de forma íntegra la misiva de Porras, publicada originalmente en el portal Foro Libertad bajo el título “Palabras a la juventud venezolana”: 

“Yo estoy con los muchachos, miro cantidades de fotos, ellos, los muchachos, su furia, su ira, su inconformidad, su rabia, ¿y por qué no?, su poquito de odio, su gramo de violencia.

No son santos, ni rezanderos, ni civilistas, ni poetas.

Son eso, muchachos. No están hechos de razones, sino de corazones, sus ojos encendidos de tanto humo verde, la piedra en la mano, la china estirada y calculada, la botella de cerveza hecha de trapo y gasolina, de trapo y querosene, botellita ingenua que escupe fuego contra balas. Igual, estoy con los muchachos.

Con esa carajita que no pasa los 20 y le hace una gran puñeta a la tanqueta, con esa que abraza al Guardia tratando de ablandarlo para que no le dispare, con ese que le pinta una paloma con brazo tatuado de guerrero, como si la grosería derrumbara la escopeta, con la que saca el violín y toca el himno nacional, como si la Guardia la fuera a entender.

Yo estoy con los muchachos, equivocados o no, con su megáfono y su resistencia, su guarimba y su desobediencia, con los que se escapan de las madres, que ya no pueden atarlos a las casas, los muchachos que hicieron de la calle su campo de defensa.

Con los muchachos que se empecinan en despertar un país dormido que solo se lamenta, un país verbo, país paz de la fea, de la sumisa, de la conferencia. Yo estoy con los muchachos, olvidé para qué sirve el verbo, les llevo agua, trapos y vinagre.

Los muchachos que me recuerdan que aún no estoy muerto, que este país es mío, que este país nos merece. Estoy con los muchachos, equivocados o no. Estoy con los muchachos que lloran en la noche calladitos, que se soban los moretones y entierran a sus muertos.

Estoy con los muchachos, inocentes, ingenuos, luchadores, soñadores, quizás porque tuve 20, quizás por vergüenza de dejarlos solos, no sé, por irresponsable, por mi pequeña cuota de odio, porque creo en las conquistas, no en las regalías, porque soy como ellos, un poco tonto, otro bravío, o simplemente porque no me da la gana de dejarle mi país a las hienas.

Estoy con los muchachos, con sus rostros cenizas, sus manos heridas, sus rodillas peladas, con su afonía, con su cansancio, con su duelo, con su llanto, con su frustración, con su impotencia, con cada piedra, en cada noche, en cada día de esta gran revuelta”.
 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba