Déficit en farmacias cubanas de tiras reactivas para medir glucosa

Hemos conocido que las tiras reactivas que se expenden a un precio subsidiado de $6.00 MN (caja de 10 tiras), están siendo suministradas semanalmente en las farmacias pero la cantidad no alcanza para suplir la demanda y se ha producido un desabastecimiento del producto.

CubaDebate
Glucómetro SUMA Foto © CubaDebate

Este artículo es de hace 4 años

En el mes de julio del año 2014 el periódico Granma anunció la buena nueva de que Cuba había inaugurado una planta en la que se producirían biosensores para la medición del nivel de glucosa en sangre.

La inauguración de la planta formó parte de las actividades que realizó en la isla el presidente chino Xi Jinping en el transcurso de su visita.

La producción de los glucómetros se integraba así al Centro de Inmunoensayo y permitiría el acceso a la medición del nivel de glucosa en sangre por medio de un examen sencillo y que puede realizarse por el propio paciente y por tanto, mejoraba las posibilidades de control y tratamiento de todos los pacientes diabéticos de la isla. Terminaba así la era ya obsoleta de estar determinando la insulina en orina (método inexacto y además más engorroso).

En Cuba se producen los biosensores, como resultado de la primera transferencia tecnológica de la biotecnología cubana, en cooperación con la compañía china Changsha SINOCARE Inc. Anualmente la producción estaba propuesta en 20 millones, aunque esta ascendería paulatinamente hasta llegar a 100 millones, anunciaban en el momento de la inauguración.

Con el glucómetro Suma se pueden utilizar cualquier tipo de tiras reactivas de la misma marca, sin importar el código que estas tengan pero, al igual que con otras marcas de glucómetros no pueden intercambiarse los biosensores o sea que solo pueden utilizarse las tirillas marca SUMA.

El glucómetro no es un diagnosticador, pero sí nos da una alerta; es un instrumento importante para el monitoreo y control de la enfermedad.

Las tiras reactivas comenzaron a venderse en el país procedentes de China en el año 2011. El paciente diabético debe hacerse dos controles diarios como mínimo y eso daría un total de 60 tiras al mes. En el 2011 no hubo capacidad para dispensar esa cantidad, pero a partir de enero de 2012 los pacientes adultos que ya recibieron su glucómetro recibieron 30 tiras al mes. Para la población infantil insulino-dependiente la cifra fue de 60 tiras, incluso, se dijo llegarían a recibir hasta 180 aquellos que deben tener un control de hasta 4 veces al día de la glucemia.

Cuatro años después de estas noticias existen serias dificultades para obtener los biosensores en las farmacias de La Habana y también en Pinar del Río y Matanzas.

Hasta el momento no ha habido ninguna explicación en la prensa nacional sobre la causa del desabastecimiento.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba