Foto © Twitter/TQILA

El batallón LGTB que lucha contra ISIS

Este artículo es de hace 3 años

El Ejército de Liberación e Insurrección Queer (TQILA, por sus siglas en inglés) publicó el pasado martes en Twitter una foto en la que un grupo de combatientes portaban una pancarta en la que se podía leer en inglés: “Estos maricones matan fascistas”.

TQILA es el primer batallón formado por homosexuales que combaten contra ISIS y el primero en las filas de las Fuerzas de la Guerrilla Popular Revolucionaria Internacional (IRPGF), un movimiento anarquista formado por voluntarios extranjeros que viajaron al norte de Siria para luchar contra ISIS.

Las IRPGF son aliadas de las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG) y combaten junto a la coalición internacional.

En un comunicado, TQILA explicó sobre el origen de su grupo:

“Las imágenes de hombres gays arrojados desde los techos y apedreados hasta la muerte por Daesh (ISIS) no era algo que podíamos ver impunemente”.

Hay que recordar que la homosexualidad es ilegal en los territorios controlados por el Estado Islámico y castigada con la muerte.

La organización terrorista ha publicado en varias ocasiones videos que muestran la tortura a la que someten a los homosexuales antes de asesinarlos, casi siempre en ejecuciones públicas.

Por otra parte, el proyecto kurdo ―que defiende la emancipación de las mujeres― ha demostrado ser el más exitoso en la lucha contra ISIS.

De hecho las YPJ han participado de forma activa en la liberación de las zonas controladas por ISIS y las combatientes se han convertido en la inspiración de las mujeres árabes y kurdas en todo el mundo.  

Sin embargo, TQILA es el batallón que pretende escribir un nuevo capítulo en la historia contra ISIS y están dispuestos a plantar su bandera arcoiris donde quiera que reciba un golpe el Estado Islámico.

Aunque el número de combatientes con los que cuenta la unidad no ha sido anunciado por motivos de seguridad, Heval Rojhilat ―portavoz de TQILA― asegura que “muchos de nuestros compañeros están dentro de la comunidad LGBTQI+, y ya estamos en el frente, peleando en Raqqa”.

“Creemos, como queers en Oriente Próximo, que este es uno de los actos más radicales que podemos hacer: anunciar que estamos aquí a las personas y gobiernos que continúan negando nuestra existencia”.

No obstante, combaten de forma independiente y deben aceptar el recelo de los funcionarios kurdos, quienes se han desligado del grupo a través de un comunicado:

“Nosotros, en las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), al tiempo que hacemos hincapié en nuestro profundo respeto por los derechos humanos, incluyendo los derechos de los homosexuales, negamos la formación de tal batallón dentro del marco de nuestras fuerzas”, afirmó Mustafa Bali, portavoz de las SDF.

A través de las redes sociales TQILA desarrollla una campaña de concienciación enfocada a todas aquellas comunidades que discriminan a los homosexuales.

Sus mensajes hacen hincapié en que “la homosexualidad no es una enfermedad y que estas personas no son antinaturales” y alaban la participación de militantes extranjeros a su causa: “conocemos a muchos musulmanes, judíos, cristianos, hindúes, busdistas...que empatizan y están abrazando a la unicidad”.

Con información de Bez.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.