La hija de José Fernández en el homenaje a su padre

Este artículo es de hace 3 años

Este lunes 31 de julio, José Fernández pudo haber abrazado a la pequeña Penélope y soplado las 25 velitas de su cumpleaños. Su partida, sin regreso y sin despedida, duele y quedará en nuestras mentes por siempre. Su ausencia es otra enorme fractura en el béisbol de las Grandes Ligas y los Marlins de Miami sienten la pérdida de un as con manías de inmortal.

Fernández recibió un homenaje en el aniversario 25 de su nacimiento, a poco menos de dos meses de cumplirse un año de su sorprendente muerte. Penélope, su hija de apenas de cinco meses y a quien no pudo conocer, fue presentada públicamente durante un acto, y su madre, Maritza, enseñó sus lágrimas. Todos vibraron.

En horas de la mañana, los familiares encontraron fuerzas para visitar el sitio donde ocurriera la tragedia, aquella fatídica madrugada del 25 de septiembre. “Al principio pensé que las condiciones del tiempo no me dejarían llegar”, expresó Maritza. “Cada vez que voy ahí me siento muy cerca de él. El béisbol era su pasión, pero el mar le relajaba”, manifestó a El Nuevo Herald.

Después donaron implementos deportivos a decenas de niños en La Pequeña Habana. En la sede de los Kiwanis, la madre estuvo acompañada por la abuela de nuestro José, Olga María, quien fuera compañera sentimental del astro. También estuvo Penélope, esa bebita que será puro orgullo cuando escuche las historias de las proezas de su padre.  

Penélope también visitó el estadio de los Marlins y los ex compañeros de equipo de Fernández la abrazaron, besaron y mimaron. Y todos recordaron cada joyita de pitcheo protagonizada por el astro cubano.

 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985