Gobierno de Cuba anuncia nuevas medidas para los boteros de La Habana

La viceministra de Transporte, Marta Oramas, desvela nuevos detalles de la reorganización del transporte privado en la capital cubana.

Un botero circulando por las calles de La Habana Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 3 años

El Gobierno de Cuba anunció este sábado nuevas medidas para los boteros de La Habana, según reportó el periódico oficialista 'Cubadebate'.

La viceministra de Transporte, Marta Oramas, desveló los nuevos detalles para la reorganización del transporte privado de pasajeros en la televisión oficial de la isla. En este sentido aseguró que el sistema de piqueras será gestionado por el Estado y no por cooperativas independientes.

"Este sistema de piqueras será operado por una entidad estatal y no por una cooperativa con la cual los porteadores privados que decidan participar en el experimento tienen que establecer relaciones contractuales", explicó.

Los trabajadores que opten por no asociarse a este sistema no disfrutarán de las ventajas que según el Gobierno, tendrán quienes lo hagan.

Oramas recordó que las ayudas llegarían con la "venta de combustible a precio diferenciado", así como la adquisición de "piezas en el mercado mayorista a partir de la disponibilidad existente".

"Cuando un porteador privado decida operar en una ruta, se le garantizará la exclusividad del servicio de él en ese recorrido y cualquiera no podrá hacer uso de ella, sino solo los designados para trabajar en ella", agregó la directiva.

Según la representante del ejecutivo en la capital cubana hay 7.100 trabajadores no estatales que se dedican al transporte de pasajeros; todos ellos "podrán optar por participar o no en este experimento".

"Todos los vehículos van a estar señalizados con pegatinas sobre el itinerario y la piquera a la que pertenecen. Entre tanto, los que no deseen integrarse a este experiencia también estarán identificados con una marca que diga taxi libre", afirmó.

La funcionaria de Transporte volvió a insistir que las piqueras tendrán rutas asociadas, itinerarios fijos y precios preestablecidos de cinco pesos de tramos hasta ocho kilómetros.

En los últimos meses el Gobierno de la isla ha anunciado varias medidas para que los “boteros” bajen las tarifas de las rutas, aunque solo han logrado crear el disgusto tanto en los choferes como en los clientes.

El tope de precio impuesto en febrero pasado provocó que muchos taxistas en La Habana dejaran de trabajar durante días, lo que trajo como consecuencia grandes aglomeraciones en horas picos e incomodidad de los transeúntes ante el creciente caos del transporte urbano.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.