Cristian Napoles, triplista cubano Foto © Radio Cadena Agramonte

El triple salto cubano, una cantera inagotable

Este artículo es de hace 3 años

La escuela cubana de triple salto está de fiesta. Los resultados después de tanto esfuerzo y estudio se hacen realidad. Casi una decena de atletas preparados por entrenadores nacidos en la Isla conforman la élite mundial en ambos sexos. La cita del orbe de Londres resulta un claro ejemplo y explica el por qué es la especialidad que más medallas le ha dado a la mayor de las Antillas en este tipo de eventos, con siete en total (1-4-2).

A la final del programa en el Reino Unido avanzaron tres jóvenes figuras: Christian Nápoles, Andy Díaz y Lázaro Martínez. Ninguno supera los 22 años de edad y sí representan al Inder, algo que no sucede con los casos de Alexis Copello y Yordanys Durañona, quienes compiten por Azerbaiyán y Dominica, en ese orden.

Las cuentas dicen que casi el 50 % de los finalistas nacieron en Cuba y entrenaron en La Habana. Todo ello, sin olvidar que otro de los mejores del orbe, el doble subcampeón mundial Pedro Pablo Pichardo, abandonó hace unos meses una delegación que se preparaba en Alemania. El santiaguero fichó luego por el club portugués Benfica y espera una posible nacionalización.

Asimismo, quedó en nuestro país el jovencito de 16 años, Jordan Díaz, capaz de marcar un 17.30 metros durante el mundial para cadetes de Nairobi, Kenya, el mejor resultado de la historia para estas edades.

La calidad de la Escuela se ratifica cuando mencionamos que el oro y la plata en el concurso femenil son entrenadas por adiestradores cubanos. La venezolana Yulimar Rojas está bajo la égida del formidable Iván Pedroso y la colombiana Caterine Ibargüen escucha los sabios consejos de Ubaldo Duany.

Estos detalles sirven para ilustrar los excelsos rendimientos que obtiene una academia que es respetaba a nivel mundial y que no para de crear atletas de primer nivel, a pesar de todos los problemas que persisten en la principal instalación de entrenamiento de atletismo en Cuba, el Estadio Panamericano.

El triple, con figuras reconocidas como Pedro Pérez Dueñas, Yoelbis Quesada, Yoandry Betanzos, Arnie David Giralt, o los propios Copello y Pichardo, sueña con subir a un cubano al podio de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y el camino está planificado hasta ese momento.

Ojalá que todos estos prospectos queden en casa y que puedan demostrar lo aprendido en los eventos internacionales, pero en representación de este pequeño pedazo de tierra ubicado en el Caribe. Esa es otra de las metas, tal vez la más difícil de todas las previstas.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.