Foto © Unpacu

Seguridad del Estado detiene al rapero cubano Raudel Collazo y al Dj Reymel en Camagüey

Este artículo es de hace 3 años

El rapero cubano Raudel Collazo ―Escuadrón Patriota― y el DJ Reymel fueron detenidos por fuerzas de la Seguridad del Estado cubana tan pronto arribaron a la provincia de Camagüey para participar en un concierto underground independiente, organizado para la noche del pasado sábado 5 de agosto.

Según el relato de lo sucedido, publicado en la web Palamúsica Underground, el concierto en cuestión estaba organizado por varios promotores y artistas alternativos de esa provincia central del país. Sin embargo, agentes de la Seguridad del Estado y miembros del Partido Comunista provincial montaron un operativo para sabotear e impedir el concierto.

Raudel Collazo es un artista pionero en el Hip-Hop Conciencia en Cuba que durante muchos años ha practicado un arte tremendamente contestatario en el que se propone “cambiar con sus letras la conciencia de odio impuesto y falta de libertad que él ve en las calles, barrios y ciudades de su país”, según destaca la organización opositora UNPACU.

En febrero de 2011 su canción “Decadencia” fue elegida como el tema principal de un disco lanzado en España que contenía 29 canciones enfocadas al apoyo de la democracia en Cuba y a los presos de conciencia, disco en el que también intervino Alejandro Sanz, Willy Chirino, Gloria Estefan y Andy García, entre otros. 

La rebeldía en sus letras ha convertido a Collazo en un artista prohibido y apartado de los circuitos culturales por las autoridades cubanas.

En su disco “La Nueva Filosofía de Lucha”, Raudel decía estar comprometido con un necesario cambio de sistema y de gobierno en Cuba.

En ese volumen, que pudo grabar gracias a una recaudación mediante crowdfunding, el cantante apuntaba directamente al gobierno cubano como causa primera y última de la falta de libertades que vive la isla.

Raudel Collazo viajó a Camagüey para el concierto pero al llegar encontró “un auto de la Seguridad del Estado, con registro particular y hombres vestidos de civil, que detuvieron a los artistas en la terminal de ómnibus, sin siquiera dejarlos bajarse del transporte y sin informarles cuál sería su destino y por qué los detenían”.

Ya habían recibido previamente una amenaza telefónica anónima, en la que los invitaban a desistir de su presencia en el concierto.

A continuación publicamos, íntegramente, el escabroso relato de las horas de incertidumbre vividas por estos artistas.

Desde la provincia de Camagüey nos reportan que el sábado 5 de agosto, agentes de la Seguridad del Estado y ejecutivos del Partido Comunista provincial montaron un operativo para sabotear un concierto undergroundindependiente, organizado por varios promotores y artistas underground, para la noche del sábado. 

El concierto incluiría la presentación del rapero Raudel Collazo de Escuadrón Patriota, junto a otros artistas underground como Malcoms Rebeld de Ondalivre, Omar Mena “El Analista”, David D’OMNI, DJ Reymel, Keren Kmanwey, y el proyecto Com+unity, quienes habían invertido sus propios medios y presupuestos para la realización del evento. En el mismo, estaba anunciado el lanzamiento oficial del tema “Prohibido olvidar”, con El Analista, Escuadrón Patriota y David D’OMNI. 

Rafael Noris “Mc Tr@ke”, promotor y artista de Holguín, y uno de los organizadores del concierto, cuenta que detuvieron al rapero Raudel Escuadrón Patriota y a DJ Reymel, tan pronto llegaron a la provincia a bordo de un ómnibus interprovincial. Según Noris, un auto de la Seguridad del Estado, con registro particular y hombres vestidos de civil, detuvieron a los artistas en la terminal de ómnibus, sin siquiera dejarlos bajarse del transporte y sin informarles cuál sería su destino y porqué los detenían. 

Los agentes mantuvieron a los artistas detenidos e incomunicados por más de dos horas, para al final liberarlos cerca de las 9 de la noche, sin acusación alguna. Tras su liberación, los artistas les contaron a los organizadores del concierto que fueron llevados a la Delegación de la Seguridad del Estado de Camagüey, donde los interrogaron y les dijeron que tenían que regresar inmediatamente a La Habana porque Raudel no podía entrar en Camagüey y que el concierto no se daría. Igualmente, los agentes les comunicaron que en Camagüey solo podían intercambiar y conversar entre ellos, pero no podían conversar ni interactuar con nadie del pueblo, ni presentarse en lugares públicos y abiertos, haciendo grupos ni presentaciones. 

Raudel y DJ Reymel habían decidido continuar con su viaje a Camagüey, a pesar de la amenaza anónima que recibió Escuadrón Patriota por su teléfono celular, para que se bajaran del ómnibus y regresaran a La Habana, y donde les aseguraron que el concierto no se daría en la provincia. 

Anteriormente, los funcionarios también le habían asegurado a Noris que el concierto nunca se realizaría y que debían permanecer recluidos en sus casas. Y le insistieron para que dijeran que el concierto no se había realizado por problemas de organización y lo amenazaron con consecuencias, porque según ellos el concierto era “medio ilegal”. 

Noris contó también que el operativo contra el concierto comenzó el jueves pasado, cuando agentes de la Seguridad y funcionarios del Partido fueron cancelando su contratación con locales estatales donde se pensaba dar el concierto. También detuvieron a Ernesto, otro de los organizadores, para “disuadirlo” de continuar con el evento y exigirle que les diera los números de teléfono de Raudel y otros artistas. Ante esta dificultad, los organizadores decidieron mover la presentación para una plaza pública y continuar con el concierto. Pero entonces los agentes de la Seguridad cambiaron de estrategia y comenzaron a amenazar a los que ayudaban con la realización del concierto, como el sonidista, quien llamó “aterrorizado” porque un agente de la Seguridad lo había visitado en su casa para decirle que si ponía el audio en el evento, lo llevarían preso porque se trataba de un acto contrarrevolucionario. 

Según Noris, que lleva varios años organizando este tipo de eventos independientes, es la primera vez que algo así sucede en la provincia porque nunca la Seguridad del Estado o el Partido provincial “se había metido con ellos”. También nos agregó que seguía preocupado porque sobre las 7 de la noche del domingo, cuando se comunicó por última vez con los artistas, ellos seguían varados en la ciudad sin poder salir para La Habana y no sabía por qué. 

Hasta ahora, no hemos tenido más noticias de los artistas y los organizadores del evento. 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985