Boxeo Foto © Pixabay Images

Cuba al Mundial de Boxeo en medio de la crisis

Este artículo es de hace 3 años

La selección nacional de boxeo con sus 10 púgiles partirá en próximos días hacia Hamburgo, Alemania, con el pronóstico de varias medallas de los tres colores en el Campeonato Mundial. Pero fuera del ring se espera una confrontación igual de intensa por la guerra actual entre el taiwanés Ching Kuo Wu, presidente de la Asociación Internacional (AIBA) y el resto de su Comité Ejecutivo.

Este viernes, en las oficinas de la federación cubana se refleja esa lamentable situación a través de comunicados que se reciben de las partes en disputa, una puja que preocupa a muchos por una posible influencia negativa en las jornadas mundialistas que se acercan. Los mensajes han sido enviados a todas las federaciones nacionales del mundo

Tanto Wu como sus colegas en rebelión que han formado un “Comité interino de Gestión (CIG) integrado por cinco miembros del Comité Ejecutivo entre ellos el cubano Alberto Puig de la Barca, intercambiaron acusaciones luego de una tensa reunión celebrada en Moscú semanas atrás.

En la capital moscovita, además de asignarse las sedes de los próximos Mundiales, se impugnó a Wu por su forma de gobernar unipersonal según miembros del ejecutivo, en decisiones trascendentales como transacciones financieras, lo que dio por resultado la convocatoria a un Congreso Extraordinario de la AIBA en Dubai, el 11 de noviembre próximo donde podría aprobarse una moción de “no confianza” contra Wu.

La “bronca” entre el presidente de la AIBA y la gran mayoría de su ejecutivo ha llegado hasta los tribunales suizos. La justicia suiza ha citado a Wu y al CIG para una vista el 17 de agosto

El director ejecutivo de la AIBA, William Louis-Marie, que se ha mantenido al lado del taiwanés, en su más reciente carta, calificó la acción de los opositores como “intento ilegal e inmoral de algunos miembros de la CE” de tomar el control de la federación. Dijo tener pruebas de que algunos “ han recurrido al soborno de federaciones nacionales” aunque no mencionó nombres.

En respuesta, el Comité Interino de Gestión, dirigido por el vicepresidente de la AIBA, el italiano Franco Falcinelli, también escribió a las federaciones nacionales condenando las "declaraciones groseramente falsas y calumniosas" y creando una situación que “pone en peligro el Campeonato Mundial de Boxeo” que se disputará en Hamburgo dentro de dos semanas.

La crisis actual dentro de la federación mundial tan vinculada a Cuba por la fuerza del boxeo en la isla, no se ha divulgado en la nación caribeña a pesar del papel que está jugando en la misma el presidente de su federación nacional, Alberto Puig De La Barca.

Se ha dicho que la AIBA está atravesando una “bancarrota” por lo que está por confirmar si la federación cubana y sus boxeadores han recibido los premios correspondientes a la última Serie Mundial en la que Cuba aceptó a último minuto disputar la final en la complicada sede de su rival, Kazajastán. Al parecer, para preservar las remuneraciones de sus deportistas, un pago que al convertirlos en profesionales atenúa al mismo tiempo las fugas.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985