Motorina Foto © 5 de Septiembre

Motorinas entradas legalmente al país corren riesgo de ser decomisadas

Esta noticia es de hace 3 años

Las motorinas de combustión interna, un medio de transporte cada vez más común en Cuba, podrían ser decomisadas ya que se considerará ilegal su importación así como la de las piezas registrales que componen este vehículo, informaron medios oficiales.

Fue el pasado mes de junio cuando las autoridades de Cienfuegos, anunciaron que a partir del 1ro de agosto quedaría prohibida la circulación de las motorinas importadas, de más de 49 cc, dentro de la provincia

Las personas pueden entrar al país algunas partes de la carrocería y del motor, siempre que no sean donde están las numeraciones de ambas, dijo al diario local 5 de Septiembre la asesora jurídica de la Aduana en ese territorio, Mariela Ruiz González.

“La importación de esas piezas, que les llaman registrales, está prohibida; tú puedes traer partes, pero no todo completo de una vez y nunca las piezas registrales. Ello lo establece el Decreto Ley 320”, acotó la directiva, que asegura no sabe “cómo esa cantidad de motos entraron al país”.

Según datos de Tránsito, citados por la publicación, solamente en el territorio cienfueguero circulan hoy entre 100 y 200 motorinas de combustión interna con dichas características, ninguna de fabricación nacional.

De acuerdo al artículo 229 de la Ley 109 —Código de Seguridad Vial aprobado el 1ro de agosto de 2010 durante el Quinto Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional—, se prohíbe la construcción de vehículos en Cuba y, por tanto, su inscripción en las oficinas de registro mediante ensamblaje, por piezas nuevas o de uso, o de cualquiera que sea su título de adquisición.

“Además, el 230 de esa misma normativa define que en los casos de infracción dispuestos en el artículo anterior, así como la alteración de números de bloques, carrocerías, cuadros de motor (…) se aplicará el decomiso del vehículo”, recalcó al medio el teniente Vismedy Bernal Pérez, oficial de Tránsito.

El precio de estas motorinas, que ingresan al país legalmente, puede llegar hasta unos 4 mil CUC, según explican algunos propietarios. 

“La persona que me la vendió entregó el papel de la Aduana como que entraron legalmente al país, y el papel lo dice todo: color, número del carter, cantidad de cc (…) Yo pago la gasolina especial en el Cupet, nadie me la regala ni la robo, eso es un ingreso del Estado”, dijo Gioelkys Sosa Hernández, dueño de una “Italika”.

Hasta el momento, destaca la publicación, no existen mecanismos para inscribir estos vehículos en el Registro Nacional del Ministerio del Interior. 

“El Estado cubano no tiene por qué cargar con la responsabilidad que esas personas asumieron al importar la moto, violando lo que está establecido”, agregó la asesora jurídica de la Aduana.

Esta noticia es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985