Investigan las terribles condiciones en que vive un grupo de inquilinos de bajos recursos en Miami

Las obras fueron paralizadas luego de una disputa contractual que obligó a funcionarios municipales a suspender temporalmente el permiso de construcción en la zona.

Civic Towers, Allapatah, Miami Foto © Apartments.com

Este artículo es de hace 3 años

Un plan que pretende mejorar las condiciones de vidas de cientos de familias pobres que viven bajo el conocido "Plan 8", en edificios situados en el barrio de Allapattah, Miami, se encuentra en estos momentos paralizado y en proceso de investigación por parte de autoridades e inspectores de la ciudad, informó El Nuevo Herald.

El proyecto, financiado con fondos públicos, bonos del condado y con respaldo del gobierno federal, pretendía remplazar "hasta los electrodomésticos", en la conocida "Civic Towers".

Meses después, sus inquilinos no viven entre paredes recién pintadas, luces led, y electrodomésticos "energy saver", sino entre cables colgantes, pedazos de muros, maderas y hasta ratas, según el reporte.

Las obras fueron paralizadas luego de una disputa contractual que obligó a funcionarios municipales a suspender temporalmente el permiso de construcción en la zona.

Redwood Housing Partners compró los edificios por $45 millones de dólares en febrero pasado, pero las obras estaban a cargo de un contratista que según muestran registros estatales, intentó "ahorrar dinero en los costosos permisos y mejoras que exige el gobierno federal".

El contratista, con sede en Louisiana, reportó un valor menor de lo que originalmente precisaba el proyecto. La diferencia es de aproximadamente 12 millones dólares, entre los 10 millones que Pete Vicari, contratador general, reportó al Departamento de Construcciones de Miami para la obtención de los permisos y los $22.4 millones que debieron ser.

"No sabemos qué está sucediendo. Queremos una explicación”, dijo al Herald Giralda Pérez Molina, una inquilina recientemente reubicada durante una visita reciente a su apartamento. “Les preguntamos y no nos dicen nada… Nadie presta atención ni va a ver lo que sucede allí”.

“Hay muchos malos olores, mucho ruido. Hay muchas ratas”, dijo Vicente, que vive en el edificio desde 2013. “Nadie nos da información. Los administradores no nos dicen nada. No sabemos lo que sucede. No sabemos nada”.

Con información de El Nuevo Herald

*/ */

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba