El Papa califica los abusos sexuales cometidos por curas como "un pecado terrible" y anuncia "medidas duras"

Bergoglio asegura en el prólogo del libro de un hombre violado a los ocho años por un sacerdote que los abusos son una "monstruosidad"

El Papa Francisco, en el Vaticano Foto © CTV

Este artículo es de hace 3 años

El Papa Francisco ha vuelto a reiterar que mantendrá su política de tolerancia cero con los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra niños y con los arzobispos que los protegen. Así lo ha recogido en el prólogo de un libro escrito por un hombre violado por primera vez a los ocho años por un cura.

Jorge Mario Bergoglio calificó los abusos sexuales como una monstruosidad en el texto de presentación del libro titulado "Padre, lo perdono: abusado, pero no quebrado", escrito por el suizo Daniel Pittet, de 58 años.

El Papa Francisco, cuyas reiteradas promesas de tolerancia cero han sido criticadas por víctimas que afirman que el Vaticano debe hacer mucho más, calificó los abusos sexuales como "una monstruosidad absoluta, un pecado terrible que contradice todo lo que enseña la Iglesia".

El prólogo fue divulgado el miércoles por el diario alemán Bild, de circulación masiva. El Papa afirmó que el destino de los niños abusados pesa sobre su alma, especialmente el de aquellos que se han quitado la vida.

"Vamos a combatir a estos sacerdotes que han traicionado su vocación con las medidas más duras. Esto también se aplica a los obispos y cardenales que protegieron a esos sacerdotes, como ha sucedido reiteradamente en el pasado", escribió Francisco.

Los abusos sexuales dentro de la Iglesia se dieron a conocer por primera vez en Estados Unidos con reportes de casos en Luisiana en 1984 y se convirtieron en un escándalo en 2002, cuando periodistas en Boston descubrieron que obispos habían cambiado sistemáticamente a abusadores a nuevos puestos en vez de excomulgarlos.

En todo el mundo han salido a la luz miles de casos debido a que investigaciones han alentado a que víctimas que mantuvieron el silencio por años relaten sus casos públicamente, lo que ha destrozado la reputación de la Iglesia en lugares como Irlanda y ha dado pie al pago de 2.000 millones de dólares en compensaciones e indemnizaciones. 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.