Nuevo Cable submarino para la Internet en Cuba Foto © Deep Blue Cable

Deep Blue prevé llegar a Cuba con un nuevo cable de fibra óptica submarino

Este artículo es de hace 3 años

Deep Blue Cable, la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones submarinas en el Caribe, propiedad del multimillonario Denis O'Brien, está previendo hacer llegar a Cuba un cable de fibra óptica de alta velocidad, que sería utilizado por proveedores de banda ancha y compañías de Internet.

Una empresa propiedad del Sr. O´Brien, DIGICEL, ya se encuentra desde hace unos meses ofreciendo Internet en la isla de Cuba mediante la compra de unas tarjetas SIM para celulares. La compañía, además, se asoció recientemente con ETECSA para ofrecer los servicios de tarifas más bajos de roaming en Cuba.

Se trata del segundo intento de conectar la isla con un cable de fibra óptica, luego del fallido intento de hacerlo desde Venezuela, una operación "silenciosa" que terminó en un fiasco total, y con decenas de miles de dólares arrojados al mar o desviados hacia algunos bolsillos.

Según el diario Irish Times, Deep Blue Cable comenzará con el trabajo preparatorio este mismo mes, y el objetivo fundamental es enlazar a Cuba con el resto de las islas que ya poseen el servicio, y de otros nodos que esperan añadirse como como Islas Caimán, Curazao, República Dominicana, Haití, Jamaica, Puerto Rico y Trinidad y Tobago.  Se espera que el cable se encuentre totalmente operativo para finales de 2019.

Se trata de un plan ambicioso, cuyo costo pudiera superar los $450 millones de dólares.

Para ello, durante los próximos 30 meses, se iniciarán 12 desembarques de fibra en los mencionados lugares. Un plan más ambicioso, habla de hasta 40 desembarques de cables en lugares tan distante como Panamá y Colombia, abriéndole así el mercado latinoamericano a Deep Blue Cable.

Mapas divulgados por la compañía muestran un anillo de fibra submarina circunnavegando el Caribe, desplegado en dos fases y con desembarques a ambos lados de la Florida, en Boca Ratón y Nápoles. El cable, según el mapa, tocaría Cuba por la costa norte, luego por el sur y tendría otro punto de acceso próximo a la Bahía de Cochinos.

El empresario irlandés, que en otras ocasiones ha descrito a Cuba como "una interesante perspectiva de inversión," busca enlazar al país con los principales mercados externos y así vender el acceso por cable en forma masiva a proveedores de banda ancha, además de que podrá podrá vender servicios de Internet de alta velocidad directamente a los clientes.

Según el diario europeo, la compañía no accedió ofrecer declaraciones sobre el proyecto.

Con información del Irish Times.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985