Foto © http://bleacherreport.com

Protestan árbitros de GL en defensa del cubano Ángel Hernández

Este artículo es de hace 3 años

Los miembros de la Asociación Mundial de Árbitros (WUA) acordaron interrumpir su protesta y aceptar la reunión sugerida por el Comisionado de MLB, Rob Manfred, informaron este domingo en un comunicado.

La protesta de los jueces surgió a raíz de la reacción descompuesta de un jugador contra el árbitro de origen cubano, Ángel Hernández, que consideraron “una escalada de ataques verbales”.

El jugador Ian Kinsler sostuvo una pelea verbal con Hernández cuando este lo expulsó el lunes. El segunda base de Los Tigres de Detroit dijo al día siguiente que Hernández debe "encontrar otro trabajo” y que fue multado.

Tras este hecho los árbitros de la MLB comenzaron a usar durante los juegos una pulsera de color blanco en las muñecas de sus manos

"Apreciamos la voluntad del Comisionado en comprometerse seriamente ante ataques verbales y otras cuestiones importantes que deben ser abordados," escribió la WUA en Twitter.

"Para demostrar nuestra buena fe, los árbitros de Grandes Ligas eliminarán las bandas blancas de sus muñecas, pendiente de la reunión solicitada", anunció la organización.

Cuando se le preguntó sobre la protesta, Kinsler dijo a los reporteros: "Espero que llevan las pulseras para el resto de sus carreras. No me importa”

La Asociación Mundial de Umpires es la organización de árbitros de la MLB  certificada por la Junta Nacional de Relaciones Laborales el 24 de febrero de 2000 como agente negociador.

En 2017 Ángel Hernández, con 24 temporadas de experiencia en las Grandes Ligas, ya había llamado la atención cuando interpuso una demanda contra la MLB y la Oficina del Comisionado tras alegar una larga y lenta venganza personal del directivo Joe Torre en su contra, así como una marcada discriminación racial que ha obstaculizado el ascenso de su trayectoria profesional.

Tras su protesta fue seleccionado para actuar en el Juego de Estrellas del  martes 11 de julio en Miami, Florida.

Hernández, 55 años, actuó en el juego de Rays de Tampa Bay y el equipo nacional cubano de marzo de 2016 en el estadio “Latinoamericano” de La Habana en presencia de Barack Obama y Raúl Castro, tres meses después de su primer viaje a la isla de donde salió a los 14 meses de nacido.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.