Marilyn Monroe Cartel cubano Foto © www.illustractiongallery.com

“Hollywood en La Habana”: carteles cubanos exaltan cine norteamericano

Esta noticia es de hace 3 años

La Meca del Cine tiene la oportunidad de descubrir cuánto gusta en la Isla el cine norteamericano, sobre todo sus grandes filmes, además de calibrar la tremenda calidad y creatividad de los carteles cubanos de cine a partir de la muestra inaugurada el 20 de agosto con el nombre de Hollywood en La Habana: Cinco décadas de carteles cubanos promoviendo el cine norteamericano, que se estará exhibiendo hasta enero de 2018.

El gusto de los cubanos, intelectuales y público en general, por el cine norteamericano se expresa en esta muestra de 40 carteles que abarcan no solo la evolución del cartel cubano de cine sino también el desarrollo del cine norteamericano desde la época de Chaplin (es antológico el cartel de El chicuelo, de 1921) hasta los años noventa con El silencio de los corderos (1991) pasando por Moby Dick (1956), El padrino (1972) o El resplandor (1979).

Precisamente se subraya la inmensa popularidad del cine de Charles Chaplin en Cuba puesto que la exposición abre con una selección de carteles que le rinden homenaje a sus películas, y al cine móvil que llevó el cine a los lugares más intrincados de la Isla en un deslumbramiento que se atrapa en el documental Por primera vez, y en el respectivo cartel. También destaca el afiche de René Azcuy para ilustrar una retrospectiva de Marilyn Monroe, en 1967.

El cartel cinematográfico cubano se apropió de tendencias estéticas como el Pop art, Op art y el arte cinético. El sitio del Pasadena Museum describe como “sorprendentes en su composición, diversidad estilística y artesanía”, a los más de 40 carteles hechos en la Isla entre 1960 y 2009, para dar a conocer las famosas producciones de Hollywood.

La selección incluye obras de maestros aclamados del cartel como Eduardo Muñoz Bachs, que realizó más de dos mil carteles para el ICAIC, así como René Azcuy y Rafael Morante, entre otros, a los cuales se sumaron nuevos y talentosos diseñadores  como Raúl Valdés (Raupa), Nelson Ponce, Claudio Sotolongo y Giselle Monzón.

Fabricados a mano en prensas de serigrafía, los carteles de películas cubanas se relacionan más con la técnica del grabado y con las artes plásticas que con la reproducción masiva de fotografías con las estrellas de las películas como es usual en la mayor parte de los países, sobre todo en  Estados Unidos, de modo que esta muestra enseña un modo diverso de comprender y asumir el cartel cinematográfico, muy relacionado con las escuelas soviética y polaca.

El sábado 11 de noviembre, Sandra Levinson, del Centro de Estudios Cubanos se unirá a otros académicos para una mesa redonda sobre carteles de cine cubanos. El lunes, 13 de noviembre, habrá una proyección y discusión de Fresa y Chocolate (Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, 1993).

La colección de unos tres mil carteles del ICAIC fue inscrita en el Registro Nacional del Programa Memoria del Mundo de la Unesco, en julio de 2017.

 

Esta noticia es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.