Deborah Gray Foto © BPM Media

Condenan a dos años de prisión a una inglesa que robó 300.000 dólares para pagar viajes a Cuba, carros y la hipoteca

Este artículo es de hace 3 años

Deborah Gray, una ciudadana de origen británico de 47 años de edad, ha sido condenada a dos años de prisión por un delito de robo y falsa contabilidad, fechorías que cometió ininterrumpidamente durante 13 años, hasta que finalmente fue descubierta.

Gray durante ese tiempo se compró varios automóviles, y además viajó tres veces a Cuba, informan medios locales.

En total, se apropió de la suma de 227.444 libras esterlinas (unos 300.000 dólares al cambio actual), aprovechándose de su cargo de "administradora" de una empresa de origen familiar.

A pesar de la manera hábil en que ejecutó el crimen, a Grey no le quedó más remedio que declararse culpable una vez puestas las evidencias delante de sus ojos. En el año 2016, que fue la primera vez en que fue interrogada por la policía, negó todo tipo de acusaciones.

Según los dueños del negocio, Stephen y Kathy Dealey, ellos tuvieron que pedir un préstamo al banco para mantener la compañía a flote, sin embargo, notaron que a Gray "le iban mucho mejor las cosas," sobre todo con una bella casa y con sus vacaciones en Cuba, dijeron.

El abogado de Gray, James Bide-Thomas, esgrimió la tesis en su defensa, que su cliente tenía "problemas mentales de larga duración que habían contribuido a su crimen y que debido a ello tendría dificultades para lidiar con la vida en prisión" y que incluso, en el pasado "había sido diagnosticada de trastorno bipolar y depresión."

con información de ITV

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.