Foto © NOAA

Huracán Irma, lejos de Cuba, pero...

Este artículo es de hace 3 años

A través del correo electrónico nauta y desde Alemania, a Dagmar le llegan todos los días las imágenes que su hija Ofelia le envía de las posibles trayectorias del huracán Irma. Espantada ve que el oriente de Cuba está en medio de la posible ruta del intenso ciclón.

En su mente emerge, como si hubiese sido ayer, el recuerdo de Sandy que casi sin aviso previo ni percepción real del riesgo, destruyó la ciudad de Santiago de Cuba y cuyas huellas, bastante mimetizadas hoy, aún están en la urbe y sobretodo en la mente de las personas.

"No creo que pueda aguantar otro ciclón como Sandy, fue demasiado fuerte, no quiero vivir el horror de ver mi ciudad devastada, días de apagón, de inseguridad, de gente con caras tristes, aunque en poco tiempo cambió el panorama, simplemente no lo quiero volver a vivir", asegura.

Todos los días mira desesperadamente la televisión nacional intentando encontrar "qué dicen en Cuba" pues no es posible que su hija esté tan alarmada y siempre encuentra que no hacen más que una mera mención al fenómeno meteorológico.

"Y no entiendo por qué, porque en la actualidad muchas personas si no lo ven en Internet, hijos, sobrinos u otros parientes mandan imágenes como las del «National Hurricane Center» que publican las posibles trayectorias... y la cosa asusta de verdad, quizás sea para no causar pánico o para no alarmar más allá de lo debido, o porque aún puede variar la trayectoria, pero la verdad es que muchos ya estamos alarmados y necesitamos saber qué dicen los especialistas cubanos, por demás, con gran conocimiento y experiencia, pero aún no dicen nada, solo que hay que esperar a ver la evolución de su posible trayectoria, solo eso se informa", acota.

Dagmar, como otros millones de cubanos, conocen de primera mano el trabajo de la Defensa Civil, "aunque esa es una gestión, que a decir la verdad, no quisiera nunca ver en plena acción, prefiero no ponerla a prueba aunque sé de su calidad y sobretodo de su eficacia".

Si bien el huracán Sandy en octubre de 2012 para muchos sorprendió el oriente de Cuba casi sin preparación, la realidad fue bien distinta en 2016 con el ciclón Matthew, que golpeó duramente a Baracoa, en Guantánamo. En todos los sentidos, las lecciones fueron aprendidas, y muy bien.

"Pero te digo la verdad, no he visto en esta temporada ciclónica ni una vez que podaran un árbol ni destupieran un tragante, aunque me imagino que ahora lo harán apresuradamente, aunque imagino que otras medidas se hayan adoptado sin que nadie se enterara... y quiero pensar que es por el intenso programa constructivo que vive la ciudad, porque la memoria histórica está muy presente entre quienes caminamos hoy por esta región de Cuba", señala.

En Santiago de Cuba, y casi seguro que como en el resto de la región oriental, hoy existen personas alarmadas y temerosas por el que algunos califican como uno de los huracanes más fuertes que azotará el Caribe en los últimos años, más si se espera que alcance en cualquier momento, con vientos de 240 kilómetros por hora, la categoría cuatro en la escala de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco. Este ciclón, para nada, es cosa de juego.

Por eso, en techos con pequeñas pilas de arena –restos de sacos que fueron colocados cuando Matthew era un peligro eminente en 2016– se colocan nuevas protecciones, mientras que ya algunos se abalanzan a comprar filtros para el agua, linternas, productos enlatados y otras medidas, incluso antes que de los medios de comunicación hablen del huracán Irma como un peligroso organismo tropical para Cuba. A la par, muchos continúan su cotidianidad ajenos, por completo, de la situación atmosférica en la región del Caribe.

Justo el ocho de septiembre, una de las fechas más significativas en el calendario católico de Cuba –día de la Virgen de la Caridad del Cobre– el huracán Irma estará cerca de las costas cubanas, ya sea para pasar por encima del país o cerca, y seguro que en las peticiones habituales de los feligreses, de prosperidad, salud y bienestar, en esta ocasión también será recurrente las oraciones por la protección contra el poderoso fenómeno meteorológico.

Estados Unidos, que aún lamenta en la actualidad la muerte de personas y la mala suerte de otras que hoy están sin hogar tras el paso de Harvey, ve con detenimiento la trayectoria del ciclón Irma por el Caribe cuando en muy pocos días podría impactar a la Florida, zona que frecuentemente recibe los efectos dañinos de este tipo de organismo tropical.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Playlist de videos en CiberCuba


José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.